Escucha esta nota aquí

Hace cuatro años, cuando Donald Trump fue elegido presidente de EEUU, su esposa, Melania Trump estuvo en aprietos, porque inicialmente varias empresas de moda estadounidenses se negaban a vestirla argumentando falta de tiempo. Recientemente fue todo lo contrario, las casas de alta costura se ofrecen para estar a cargo del vestuario de la vicepresidenta Kamala Harris y de la primera dama Jill Biden.

Y fueron dos firmas latinas las elegidas para el primer acto público de este par de damas que llegan al poder de EEUU. Por casualidad tienen estilos similares, son ejecutivas, profesionales, les gusta verse elegantes, pero sin llamar mucho la atención, porque son discretas al momento de seleccionar sus vestidos, informa el diario El País.

Kamala Harris, fiel a su estilo ejecutivo, se decantó por un traje de dos piezas blanco, con chaqueta y pantalón, y una blusa debajo a tono. Lo complementó con un par de estiletos de taco mediano, con los que podía caminar con comodidad.

La firma de este atuendo fue Carolina Herrera, que se puso a la altura de la circunstancia, pues la vice lució impecable, con un traje adecuado para la ocasión y para su nueva investidura.

No es la primera vez que la Casa Blanca convoca a Carolina Herrera para que vista a sus figuras. Antes lo hizo con Michelle Obama, Hilary Clinton, Nancy Reagan, hasta la mítica Jacqueline Kennedy.

Primera dama



Por su parte, la esposa del presidente electo, Jill Biden, escogió a otra marca latina en EEUU, Óscar de la Renta. Seleccionó un vestido azul oscuro con flores de colores, manga corta y falda irregular, que le daba un toque juvenil.

Ese es el estilo de la nueva primera dama, más femenino, alegre y elegante, sin ser extravagante u ostentoso, como lo era Melania Trump. También lo complementó con zapatos estiletos.



No es casualidad que dos empresas de moda latinoamericanas hayan sido las elegidas para esta importante ocasión. Tomaron en cuenta su prestigio, buen gusto y sus antecedentes vistiendo a damas de la Casa Blanca.

La posesión del nuevo presidente y de la vicepresidenta de EEUU será el miércoles 20 de enero de 2021, en dos actos, uno en la Casa Blanca y otro multitudinario en el frontis del Capitolio, en Washington D.C.

Aún no se sabe quien vestirá para esa ocasión a Kamala Harris y a Jill Biden. Puede ser que repitan diseñador, como también podrían recurrir a otros, para dar oportunidad de lucirse a más casas de alta costura. Lo que sí se sabe es que para esa fecha hace frío en EEUU, por lo que las damas asisten con abrigos, más aún sabiendo que el acto en el Capitolio es al aire libre.