Escucha esta nota aquí

Polémica e irreverente,  pero muy talentosa, son algunas de las cualidades de la cantante, actriz, bailarina y productora musical argentina Nacha Guevara, que recientemente cumplió 80 años, los que celebró con sus colegas del programa de televisión Cantando 2020, donde es una de las integrantes del jurado calificador.

Esta fecha no encuentra a Nacha en su mejor momento. Reconoció que ha pasado por malos momentos económicos, pues la pandemia del coronavirus la obligó a suspender sus presentaciones en escenarios y a cancelar sus proyectos artísticos. Solo trabaja como juez en el programa de TV, que también le da palestra ante el público.

La artista tampoco la ha pasado bien en el Bailando 2020. Tuvo varias discusiones públicas con sus colegas, sobre todo con Moria Casán, que fue un enfrentamiento entre divas. También estuvo en problemas con los participantes del concurso por sus comentarios duros, y hasta con los conductores del show, Ángel de Brito y Laurita Fernández.

Sin embargo, nada de ello impidió que todos sus colegas y los participantes del show se pongan de pie para cantarle Cumpleaños feliz y aplaudirla. Le expresaron su admiración y le desearon muchos años de vida y que siga siendo una gran estrella del firmamento artístico.



Cuando le expresaban su admiración, Ángel de Brito le preguntó a Nacha qué hace para mantenerse tan bien físicamente a sus 80 años, espléndida y tranquila. 

La artista comentó que nunca ocultó su edad. Entre risas manifestó "me cuido hace rato y tengo buena genética. Soy vegetariana hace 50 años y me he cuidado mucho en todos los sentidos. Pero tengo mis debilidades, como todos los seres humanos".

Luego expresó que una de sus debilidades son las pizzas, a las que no se puede resistir. Contó que recientemente fue al supermercado y compró galletas y muchos dulces, y se los comió, pues hace un año que no se permitía ese gusto. Y entre las cosas que consumió había pizzas, que se sirvió con mucho gusto, informa el diario Panorama.

Le preguntaron sobre el cambio de década en sus años, sobre el número redondo que significa el 80, Nacha expresó que para ella es muy importante, porque es como iniciar una nueva vida. "Yo no quiero vivir mucho tiempo, yo quiero vivir bien e irme cuando sea correcto. No hay nada mejor que irse a tiempo, por uno y por quienes lo rodean a uno. Hay que saber irse y prepararlos", dijo la artista.

Y así, entre risas, Nacha Guevara festejó su cumpleaños 80, como a ella le gusta, con sus compañeros artistas y en un escenario, que en este caso fue de televisión.

Polémica y talentosa

Clotilde Acosta Badalucco, conocida simplemente como Nacha Guevara, nació hace 80 años en Mar del Plata, Argentina, en el seno de una familia de clase media, con quienes después se fue a vivir a Buenos Aires. Desde niña tuvo inclinaciones artísticas, estudió danza clásica y actuación en el Teatro Colón. Fue modelo y muy joven empezó a trabajar en los escenarios.



Llegó al cine a y la televisión, donde se ganó un buen espacio por sus dotes artísticas. Desde entonces ya daba muestra de ser contestataria e inconforme con la situación social y política que vivía su país, lo que muchas veces reflejaba en las obras que interpretaba.

Debido a su posición política abiertamente en contra de los gobiernos militares tuvo que marcharse al exilio. Fue así que estuvo en España, en EEUU y recorrió casi toda Latinoamérica, donde también se presentaba con espectáculos musicales.

Con el restablecimiento de la democracia en Argentina regresó a su país y demostró que los años en el exilio también le sirvieron para madurar artísticamente. Puso en escena la obra más importante de su vida, el musical Evita, con el que recibió las mayores muestras de admiración. Desde entonces muchos asocian la imagen de Nacha Guevara con la de Eva Perón. 



También ha incursionado en la política. En 2009 fue elegida diputada nacional por el partido Frente para la victoria de Néstor Kirchner, cargo que no sumió porque renunció al no estar de acuerdo con algunas cosas que sucedían en el entorno del gobierno.

Nacha estuvo casada tres veces y con cada uno de sus esposos tuvo un hijo, Ariel del Mastro, Gastón Briski y Juan Pablo Favero. Ahora no tiene pareja, vive sola en un departamento en Buenos Aires.