Escucha esta nota aquí

Hasta antes de que llegue la pandemia, las actividades culturales, artísticas y turísticas iban de la mano y se desarrollaban en pequeña y mediana escala en las provincias. Luego de que apareció el coronavirus , los eventos se suspendieron, las clases modificaron su modalidad y hasta las fiestas patronales no se llevaron a cabo o se han adaptado a la nueva realidad.

En las provincias de la Chiquitania, del Norte Integrado, de los Valles y del Chaco ahora poco a nada se hace en materia artística.

Juan Carlos Aguilar, periodista y gestor cultural vallegrandino, dijo que las autoridades municipales de la mayoría de las provincias cruceñas están abocadas a la lucha contra el covid-19. Señaló que los recursos económicos están destinados al sector salud y algo a la educación.

Explicó que lo poco que existe en el área cultural lo impulsan los sectores privados, porque además en muchas poblaciones ni siquiera se ha elegido a las autoridades municipales de Cultura.

San José de Chiquitos

El encargado de las actividades culturales es el cacique del Cabildo Indigenal Ernesto Barba, que está fomentando las Pascanas Artísticas, como parte de un circuito turístico, en el que se enseña a los visitantes a elaborar máscaras de abuelos y otras artesanías.

También apoya a la Escuela de Música Misional para que siga ensayando sus interpretaciones. En la Cuna de la Cruceñidad se puede visitar su iglesia jesuítica y museo, y Santa Cruz la Vieja.

Santiago de Chiquitos

La llaman la ‘Antesala del Cielo’ por su belleza natural. De las actividades artísticas solo se mantiene la Escuela de Música, a cargo de Arlen Taseó y Katherine Withaker, que impulsan las clases virtuales para que sus integrantes no pierdan la continuidad interpretativa.

Sus conciertos presenciales se han suspendido hasta que pase la pandemia.

Su fiesta patronal es el 25 de julio y para entonces esperan que sesione el Cabildo Indígena y que haya el desfile de los Abuelos.

Vallegrande

Todavía no tiene autoridades culturales municipales. A pesar de ello están abiertos al público el Museo de la Casa de la Cultura, las ruinas arqueológicas de Pucarillo, con nueva señalización, y está en vigencia un concurso literario sobre personajes vallegrandinos.

La Ruta del Che está expedita, la visita a la Iglesia Matriz y a la Capilla Señor de Malta son sitios que se pueden visitar por su historia y belleza arquitectónica. Las actividades artísticas están suspendidas por la pandemia.

Samaipata

La ‘Capital Arqueológica’ del Oriente boliviano y Patrimonio Cultural de la Humanidad es uno de los pocos sitios donde se han adaptado a la nueva realidad y han reactivado los sectores culturales y turísticos.

Nicolás Sanizo es el nuevo director municipal de Cultura y Turismo y ha dispuesto, con medidas de bioseguridad, la reapertura de las ruinas arqueológicas y del museo en el centro del pueblo. Los restaurantes, con sus escenarios y vitrinas artesanales, también están abiertos a los visitantes.

Buena Vista

En la puerta del parque Amboró, su nuevo alcalde, Teodoro Gonzales, ha dispuesto que se priorice la lucha contra el coronavirus. Las actividades culturales están en manos de privados. Recientemente, el artista plástico Henry Flores inauguró una galería de arte, situada frente a la plaza principal, que está abierta los fines de semana.

La Orquesta de Música Misional ensaya de manera virtual y no ha tenido conciertos presenciales.



El artesano Aristóteles enseña a elaborar máscaras en San José

Museo Arqueológico de Samaipata que ya está abierto al público



Comentarios