Escucha esta nota aquí

La glamurosa y exitosa vida de la diseñadora de modas Carolina Herrera será llevada a la pantalla chica, en una serie que se podrá ver por Netflix. Aunque aún no se empezó a grabar, se estima que para  fines de 2021 estará lista para que todo el mundo pueda deleitarse con la historia de este personaje, considerada una de las mujeres más elegantes del mundo.

El canal de noticias colombiano NTN24 anunció que la vida de la diseñadora de modas venezolana, radicada en Nueva York, había servido de inspiración para que productores audiovisuales quieran hacer una teleserie.

La actriz cubana Malillany Marín, nacionalizada mexicana, será la encargada de interpretar a la protagonista de la historia, porque se parece a Carolina Herrera, por su pelo rubio, piel blanca y sus finas facciones. También porque tiene experiencia en la actuación, antes trabajó en telenovelas como Hasta que el dinero nos separe, Destilando amor y La fea más bella, entre otras.



La emergencia sanitaria global del coronavirus hizo retrasar la producción de la serie biográfica, pero sus ejecutivos ya tienen casi todo listo para empezar a grabar en escenarios de Caracas, Miami y Nueva York, donde recrearán los lugares en los que vivió y reside actualmente el personaje central.

¿Por qué Carolina Herrera?

Porque su vida es apasionante, es un ícono de la elegancia y ejemplo de perseverancia y talento. Su verdadero nombre es María Carolina Josefina Pacanins Niño. Nació en Caracas hace 81 años, en el seno de una familia acomodada y aristocrática. Tenía 13 años cuando su abuela le presentó a su amigo el famoso diseñador español Balenciaga, y desde entonces inició su romance con la moda. 

A sus 18 años se casó con Guillermo Behrens Tello, con quien tuvo dos hijas, Ana Luisa y Mercedes Behrens, pero su matrimonio solo duró siete años. En 1969 se unió en matrimonio con el aristócrata venezolano Reinaldo Herrera, que ostentaba el título de conde Torre Casa y editor de la revista Vanity Fair, con quien tuvo otras dos hijas, Carolina Adriana y Patricia Cristina Herrera.

De su segundo marido tomó el apellido Herrera, con el que se hizo mundialmente famosa. Se trasladaron a vivir a Nueva York y allá ingresó a la élite de las socialités. Se codeaba con actores, modelos, diseñadores, artistas, integrantes de la realeza europea, políticos, los que alababan su elegancia.



Animada por su esposo y amigos decidió convertirse en diseñadora de modas. En 1981 presentó su primera colección en Nueva York, que fue un gran éxito de crítica y de ventas. Abrió su primera tienda en Manhattan y tuvo como clientes a Jacky Kennedy-Onassis, a su hija Carolina, a Nancy Reagan, a la reina Isabel II del Reino Unido, a Ivana Trump y a Katleen Turner, entre otras.

Recientemente ha vestido a personalidades como Hilary Clinton y Michelle Obama, e integrantes de la realeza para eventos oficiales, como la reina Letizia de España, y las duquesas Katherine de Cambridge y Meghan Markle.

También es autora de muchos vestidos en alfombras rojas, como los premios Óscar, Globos de Oro y el festival de Cannes. Ha vestido a las artistas Nicole Kidman, Renée Zellweger, Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Meryl Streep, Halle Berry, Salma Hayek, Beyonce, Sofía Vergara, Jessica Simpson, Celine Dion y Lady Gaga, y muchas más.

Con notable éxito en 1988 incursionó en el mundo de los perfumes, logrando posesionar algunas de sus fragancias entre las preferidas a escala mundial.



Hace dos años Carolina Herrera dejó la dirección creativa de su casa de modas
, pero sigue siendo su imagen de inspiración y una de las dueñas de la marca.

El emporio de elegancia CH está presente con sus vestidos de alta costura, pret a porter, calzados, carteras, cinturones, gafas, pañoletas, productos de belleza y perfumes en 104 países del mundo, entre ellos Bolivia, con 50 tiendas situadas en 280 centros comerciales.