Escucha esta nota aquí

Alicia Bress Perrogón

Hoy se celebra en el país el Día de la Mujer Boliviana, en homenaje al nacimiento de Adela Zamudio Ribero, maestra, poetisa y luchadora social, además de precursora de la educación laica y de la reivindicación pedagógica, social y cultural de las mujeres. Como homenaje, una escritora, una artista visual, una cineasta, una cantante y una actriz hablan sobre su desarrollo y el espacio que han ganado en la cultura.

En criterio de la escritora Giovanna Rivero, es evidente que la participación y visibilidad de las mujeres en distintas esferas, incluyendo la cultura -esa que ocupa escenarios y toma micrófonos-, es más intensa y sostenida que en décadas pasadas. 

“Otras mujeres ya conquistaron esos espacios para estas generaciones; aunque más de una vez uno ve que esas conquistas vuelven a ser amenazadas, mezquinadas”, subraya.

Para la artista visual Roxana Hartmann en un mundo dominado por hombres cuesta habitarlo por los prejuicios, pero con la acción se va allanando el camino que muchas veces responde a comodidades de estos varones. Es evidente, prosigue, que la mirada es casi absolutamente desde lo no femenino. “Hay un rechazo, casi odio a esto, a lo femenino; pero en muchas capas de la sociedad esto está cambiando”, argumenta.

La cantante Vanessa Áñez considera que la actual y las nuevas generaciones no ven diferencias por el género. Quizás hace 20 años, o incluso 10, aún se discutía sobre si está bien que una mujer ofrezca un espectáculo de trasnoche, con poca ropa, o si era correcto que interprete determinadas canciones. Hoy, acotó, las discusiones son por romper estereotipos, tanto masculinos como femeninos.

“Gracias a Dios, no he sufrido discriminación, pero se da y me solidarizo con las colegas que sí. Basta con que haya un solo caso para que todas estemos unidas a fin de combatir esa lacra”, dice.

La productora Claudia Gaensel expresa que el cine ha sido una disciplina dominada por hombres, pero eso ha ido cambiando en los últimos años. Quizá, agrega, faltan más directoras, guionistas mujeres y directoras de fotografías.

Sin embargo, cree que en los últimos años las mujeres productoras están posicionándose muy bien en el campo laboral y destacándose en la cinematografía mundial, donde tampoco ve que exista mucha discriminación ni diferencias en el pago que perciben los actores, sean hombres o mujeres.

La actriz Claudia Delgado, considera que el teatro es un lugar que ayuda mucho al crecimiento personal y donde la mujer juega un papel muy importante en el mundo artístico. Actualmente, se ve directoras de espacios culturales que han sabido llevar a cabo muy bien sus funciones y destacar el ámbito artístico. En cuanto a los salarios, ella no ha comprobado que exista distinción entre hombres y mujeres.

Algunos tropiezos

Las mujeres, señaló Rivero, reciben más rechazos editoriales, reciben menos premios y, por lo tanto, dicho en términos muy caseros: hay menos recursos materiales para comprar tiempo para escribir.

Donde sí Delgado dice que no hay un buen trato es con las actrices que están comenzando. “Muchos directores aprovechan la vulnerabilidad de las principiantes y las ponen al límite, en vez de proteger su integridad emocional”, afirma.


Claudia Delgado y Claudia Gaensel creen que las mujeres han ganado nuevos espacios en el mundo artístico.