Escucha esta nota aquí

Este plato es otro de los ricos aportes de Italia a la gastronomía internacional. La polenta nace en tiempos del Imperio Romano, hace más de dos mil años, como respuesta a la necesidad de alimentar a un pueblo numeroso y pobre. Inicialmente se preparaba con harina de algunos granos. Con la llegada del maíz a Europa, procedente de América, en el siglo XVI, cambia un poco el gusto y la cara de esta comida, pues se lo utiliza como ingrediente principal.

La chef Ingrid Domínguez, especialista en comida itliana, sugiere preparar una polenta con ragú de osobuco para cuatro personas. Es sencillo y con elementos fáciles de encontrar en el mercado.

Ingredientes

* 250 gramos de polenta instantánea

* 50 gramos de mantequilla

* 120 gramos de queso parmesano

* 2 tazas de caldo de verduras

* Sal a gusto

* 4 medallones de osobuco (hueso) con tuétano

* 150 gramos de zanahoria picada chiquitita

* 1 cebolla mediana picada chiquitita

* 3 tallos de apio picados chicos

* 1 cucharada de tomillo

* 3 hojas de laurel

* Pimienta blanca a gusto

* 4 cucharadas de aceite de oliva

* 300 gramos de salsa de tomate natural

* 150 ml de vino blanco

Preparación del ragú de osobuco

Colocar una cacerola a fuego medio e incorporar cuatro cucharas de aceite de oliva. Dejar calentar los osobucos, sellando perfectamente de ambos lados.

Una vez sellado se retira y se reserva. Se añade la zanahoria picada en la misma cacerola donde se selló el osobuco. Dejar freír por cinco minutos e incorporar luego la cebolla y dejar todo en el fuego por tres minutos más. Añadir el apio y freír los tres ingredientes por cinco minutos más.

Agregar el osobuco, el laurel, la sal y la pimienta a gusto. Mezclar bien y añadir el vino blanco, la salsa de tomate natural y dejar que se evapore el vino. Incorporar el caldo de verduras y dejar cocer por 40 minutos. Luego incorporar el tomillo y reservar.

Preparación de la polenta

Colocar en una olla el caldo ya preparado a fuego medio y añadir sal a gusto. Incorporar la polenta en forma de cascada, removiéndola para que no se haga grumos y dejar cocer por cinco minutos. Rectificar la sazón e incorporar la mantequilla y el queso parmesano.

Una vez que esté bien mezclado retirar y servir el plato con una porción de ragú de osobuco arriba. Este plato se consume bien caliente.