Escucha esta nota aquí

La 'chica dorada' sale de una polémica y entra a otra. Esta vez, su exesposo, el empresario español Nicolás 'Colate' Vallejo (48) denunció que Paulina Rubio (49) se ha negado en reiteradas oportunidades a entregarle a su hijo, Andrea Nicolás, en las visitas que le corresponden por ley. 

El empresario relató el último incidente en el programa Lengüilargos, que se trasmite por YouTube y Facebook. “Hoy fui a buscar a mi hijo y estuve una hora y pico y lo de siempre... Creo que no soy al único que le pasa, y me tuve que ir después de una hora y 45 minutos sin mi hijo ¡y es un horror! sobre todo para los niños”, dijo el español, que es uno de los panelistas del programa que se emite desde Miami, donde fijó su residencia para poder ver a su hijo. 

Según 'Colate', tras la larga espera, decidió llamar a la policía. Así llegaron dos agentes que tocaron el timbre de la artista, pero tampoco tuvieron respuesta.

Al final, el empresario regresó a su casa y horas después su hijo llegó hasta allí. Sin embargo, aclaró que esta situación se dio en reiteradas oportunidades. Incluso, hace algunos meses, la cantante mexicana no dejó que su hijo viaje a España para visitar a su familia paterna, alegando la 'pandemia del coronavirus'. 

Luego de eso 'Colate' volvió a solicitar la custodia de Andrea Nicolás, argumentando que Paulina Rubio tiene un “comportamiento inestable” y “episodios severos de desequilibrios mentales” y solicitó que realicen una “evaluación mental y física” a la cantante. Una de las pruebas que presentó fue el video de un concierto en streaming que la intérprete de Yo no soy esa mujer dio en abril, en el que los internautas la acusaron de estar drogada, pues olvidó las letras de sus canciones. Sin embargo, el juez dio a favor de la madre.

La pareja se casó en el 2007 y se divorció cinco años después; desde entonces han protagonizado varios titulares por sus acusaciones mutuas. 

El polémico show

Hace unos días, Paulina rompió el silencio para referirse al concierto que dio en abril y que fue muy criticado. Para ello recurrió a Instagram.

"Fue desastroso, pero aprendí de ello. Mucho de lo que se ha dicho es mentira, pero yo no estoy aquí para justificarme ni pedir perdón. Estoy aquí para sacarme la espinita, para que el día de mañana cuando mis hijos sean grandes y puedan ver esto sepan de dónde vengo y sepan que tengo muy claras mis prioridades, que son mis hijos, mi familia y mi público, la gente que me quiere y me ha hecho. He trabajado mucho desde chiquita. Ustedes me han visto crecer. Me han visto tropezarme y levantarme", dice parte de su mensaje.