Escucha esta nota aquí

La reina Isabel II del Reino Unido no se quedó de brazos cruzados frente al conflicto que enfrenta la monarquía británica con el príncipe Harry y Meghan Markle, luego de  anunciar su renuncia a sus deberes y privilegios como integrantes de la realeza. La soberana, de casi 95 años, movió todas sus influencias y consiguió que la entrevista que ofrecieron a la presentadora Oprah Winfrey sea reeditada y se quiten algunos fragmentos para evitar un posible desprestigio a la corona como institución.

El príncipe y su esposa, que la semana pasada anunciaron que esperan la llegada de su segundo hijo, se volverán a reunir con la presentadora de TV en California, para arreglar la entrevista y grabar de nuevo si es necesario.



La CBS, canal estadounidense que produjo la entrevista y en el que se emitirá el domingo 7 de marzo, aceptó el pedido de la casa real de modificar el diálogo, aunque no se sabe qué es exactamente lo que se ha quitado. 

Por otra parte, la BBC, el principal canal de TV del Reino Unido, producirá y emitirá un programa especial con la presencia de la reina Isabel II, en honor a la Conmonwealth (Mancomunidad Británica de Naciones), que celebra su día el lunes 8 de marzo, pero que será adelantado. De esa manera, horas antes de que en EEUU se pase la entrevista de Harry y Meghan, en Inglaterra habrá una emisión con la que la casa real piensa quitar audiencia al programa estadounidense, según el medio Vanity Fair.

La monarquía británica no quiere correr el riesgo de que una entrevista de uno de sus integrantes los deje mal parados, como sucedió en 1995, cuando la princesa Diana confirmó en una entrevista a la BBC que Camila Parker Bowles era la amante de su esposo, el príncipe Carlos, y que su matrimonio se estaba hundiendo. 



Luego de que el príncipe Harry comunicara oficialmente a su abuela, la reina Isabel II, que se retiraba de todas las actividades reales, la monarca emitió un comunicado en el que expresaba su pesar por la decisión de su nieto, pero que la aceptaba. Sin embargo, también le pidió que devuelva las condecoraciones militares que recibió y que renuncie a los patrocinios que recibe por ser un noble británico, lo mismo que los patronazgos que ejerce. Lo que aún no han definido es que si continuará siendo duque de Sussex y si seguirá teniendo el tratamiento de alteza real.



El programa de entrevistas de Oprah Winfrey es muy famoso, no solo en EEUU, sino en muchos países del mundo. Conversa con celebridades y consigue que le cuenten aspectos de su vida privada que a otros medios de comunicación le niegan. Este show dura normalmente una hora, pero el del príncipe y la actriz se extenderá a 90 minutos. 

La entrevista, que se pasará a las 19:00 (hora boliviana), se desarrolla en un estudio de televisión que ambienta el living de un domicilio, para darle más cercanía al público. El príncipe luce su tradicional camisa blanca manga larga, algo informal, mientras que Meghan lleva un vestido estampado con limones de Óscar de la Renta.

Comentarios