Escucha esta nota aquí

Integran uno de los grupos de mayor riesgo de contagio del Covid-19, junto a los que padecen enfermedades de base, como diabetes, hipertensión, dolencias cardíacas, pulmonares y cáncer. Se trata de las personas con sobrepeso, pues su organismo está desprotegido frente a infecciones como las que causa el coronavirus.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Bolivia el 30% de la población sufre de obesidad, siendo las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, Cochabamba, La Paz y El Alto donde se concentra la mayor cantidad de bolivianos con sobrepeso. También detalla que anualmente en el mundo fallecen 17 millones de habitantes a causa de este mal. 

El médico boliviano Víctor Hugo Espada explica que la obesidad es un estado patológico que se caracteriza por un exceso de acumulación de grasa en el cuerpo. Es una enfermedad crónica y se debe a varios factores, como los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicios físicos y en algunos casos la predisposición genética heredada de sus antepasados.

El coronavirus cuando ingresa al cuerpo humano busca los puntos más débiles, los menos protegidos para atacarlos. Y como las personas con sobrepeso carecen de un buen escudo protector, tienen al menos una enfermedad de base, las atacan y causan estragos en su salud.

Las personas con sobrepeso tienen el tejido adiposo disfuncional, es decir, una enfermedad inflamatoria, por lo que el virus del Covid-19 ingresa y se propaga con cierta facilidad, pues no hay qué lo detenga.

Un importante porcentaje de las personas con sobrepeso son diabéticas. Llegan a tener complicaciones como la hipoxia, que es la falta de oxígeno en la sangre, en las células y los tejidos del organismo, a consecuencia de la acción del coronavirus en el cuerpo, se compromete toda la salud, manifestó Espada.

Cuando alguien con sobrepeso se infecta de Covid-19 y es internado, por su peso es difícil moverlo para el tratamiento y su organismo tarda más en reaccionar ante los medicamentos. Normalmente sufre de hipertensión arterial y si hay que recurrir a la respiración mecánica se pueden complicar otras partes del cuerpo.

Aunque la persona con sobrepeso sea joven, igual integra el grupo de riesgo del coronavirus, al mismo nivel de peligro que un adulto mayor, informa el portal Sanidad Hoy. La principal patología de estos pacientes es que les cuesta respirar, por ello se fatigan, viene la angustia y se complican con la tensión nerviosa.



Cómo cuidarse

* En esta época de coronavirus las personas con sobrepeso deben cumplir al 100% las normas de bioseguridad. Mejor es quedarse en casa. Si deben salir llevar puesto siempre barbijo, respetar el distanciamiento social de al menos un metro y medio, usar alcohol en gel y al llegar a su casa, lavarse las manos con agua y jabón.

* Deben blindar su organismo comiendo sano, con alimentos que tengan vitaminas, minerales y proteínas para que los protejan ante el posible ataque de un virus. Dejar para siempre las comidas chatarras.

* Ante la aparición de posibles síntomas, como fiebre, dolor de garganta y del cuerpo, cansancio, dificultad para respirar, pérdida del gusto y del olfato, deben consultar de inmediato a un médico e iniciar un tratamiento.

* Si sabe que una persona está infectada, no acercarse a ella.

También tratar de bajar de peso para disminuir la capa de grasa de su cuerpo.