Escucha esta nota aquí

Se llama anosmia a la falta de olfato que tienen la mayoría de las personas que se infectan de coronavirus y muchas veces viene asociada a la disminución del gusto, pues ambos sentidos están ligados. Este síntoma resulta molesto, es desagradable no poder percibir los olores, pero luego de que se curan del Covid-19 se lo recupera.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que un mes después de estar sano se empieza el proceso de volver a tener olfato, pero no es algo inmediato y algunas personas llegan hasta tres meses sin este sentido.

Recomienda seguir algunos ejercicios para la cura completa de la anosmia. El olfato está ligado al cerebro y a la memoria, está relacionado con los recuerdos que tiene la persona de su niñez y su juventud. Hay olores característicos de esa época, como el de la tierra mojada, algunas flores y frutas, el café y hasta el agua cuando está por llegar en forma de lluvia.

La pérdida de los olores no solo se da por el coronavirus, también puede llegar como consecuencia de una fuerte gripe. El Covid-19 daña el receptor del olfato, los sensores de los células sustentanculares advierten la presencia del virus y la respuesta inflamatoria llega a la célula olfatoria. 



Para algunos contagiados la anosmia es un síntoma único, para otros forma parte de un grupo de dolencias. Las personas que superan los 50 años tienen más dificultades para recuperar el olfato, y los más jóvenes lo hacen rápidamente.

Además de incómoda, la anosmia es peligrosa en la vida cotidiana, pues hace que no se perciba el escape de gas en una cocina, que no se huela los alimentos que se  pueden estar quemando, ni que se perciba un incendio. También hace que los sabores de los alimentos se pierdan o se cambien, lo que representa una incomodidad, informa el diario El Universo.

¿Qué hacer?

Cuando una persona da negativo en su estudio de coronavirus debe empezar a realizar una serie de ejercicios olfativos para recuperar lo más pronto posible el sentido del olor. 



La neuroplasticidad permite reconocer los olores y se la tiene que estimular. Oler frutas como el limón, la naranja o la manga, que son fraganciosas, ayuda a que las células del sistema olfativo empiecen a funcionar, transmitir mensajes al cerebro de que están siendo activadas.

Sentir el aroma del café líquido, el que se prepara para consumir, o el grano natural, también despierta este sentido que estuvo al menos un mes inactivo.

La canela también tiene un olor agradable que ayuda a movilizar las terminaciones sensitivas olfativas, que al sentir la fragancia empieza a funcionar y en cadena ocasiona que las células se activen.



Las flores y las hierbas aromáticas también son recomendadas en este ejercicio, lo mismo que algunos perfumes suaves. No se debe abusar de este sistema de recuperación olfativa, se lo puede hacer dos o tres veces al día, hasta que la sensibilidad se recupere.

El médico boliviano Luis Ramiro Justiniano explica que la anosmia es un síntoma casi normal entre los enfermos de coronavirus. Que no debe causar susto ni preocupación, que el tratamiento para recuperar el olfato es personalizado, pues las experiencias de cada paciente son diferentes de uno a otro.