Escucha esta nota aquí

Entretenido, divertido y otorga premios. No es un juego, aunque lo parece. La aplicación Read Along de Google se ha convertido en la herramienta ideal para los padres con hijos de 4 a 6 años. ¿Por qué? Desde la aplicación, una interacción animada acompañará a los niños en la increíble aventura de aprender a leer.

Desde el inicio, una figura infantil se presenta al usuario. Ella es Diya, un avatar que interactúa y acompaña la lectura y las diversas actividades que permite la aplicación.

La navegación está diseñada de una manera tan amigable que el menor puede utilizarla autónomamente. El acceso a los juegos y la interacción con Diya se producen de forma muy sencilla. Con dos pequeños movimientos, el niño podrá disfrutar de una lectura guiada que será acompañada por la instructora animada que corrige y puntúa el avance.

Hasta el momento cuenta con 9 idiomas disponibles, entre ellos el español y el inglés, para que los pequeños puedan disfrutar. Además de la lectura de cuentos ilustrados, la aplicación permite identificar las letras, componer palabras, seguir la pronunciación por medio de la instructora virtual o realizar una prueba de rapidez de lectura.

La aplicación educativa no cuenta con anuncios o links agregados que redireccionan a otros espacios. Permite una navegación segura y confiable para los niños, lo que supone un factor de tranquilidad para los padres. Incluso, la herramienta funciona sin necesidad de conexión a internet. Una vez descargados los cuentos, el menor los podrá utilizar sin necesidad de mantener activa la red.

Otra ventaja es que permite al niño mejorar la pronunciación de las palabras con el apoyo de Diya. Cuando alguna pronunciación no sea correcta, la interacción resaltará la misma y ayudará en mejorar la dicción por parte del usuario. Al acabar cada ejercicio otorga una cantidad de estrellas acumulables. De esta manera, los padres pueden observar el progreso y premiar a los menores por los logros.