Escucha esta nota aquí

Los actores y actrices del audiviosual boliviano se han unido para crear una institución que los represente y a través de la cual están realizando una serie de demandas al Ministerio de Culturas y Turismo para salvar al sector muy golpeado por los efectos de la crisis sanitaria debido al Covid-19. 

Para ello, han enviado a la ministra Martha Yujra Apaza una carta en la que piden que, el Ministerio a su cargo, ayude a reactivar la industria del audiovisual nacional para que puedan continuar sus proyectos y generar empleo.

El pedido de la Cámara de Actores y Actrices del Audiovisual Boliviano (Caaab) surge luego de una reunión convocada por el Ministerio de Culturas y Turismo a representantes del sector artístico para conocer sus problemáticas y que fue realizada el 28 de abril vía Zoom.

 “Ahí quedó claro, una vez más, que no había un plan del gabinete del Ministerio de Culturas y Turismo hacia el sector y eso es muy preocupante, porque se repite lo que sucedió hace unos días en la reunión de la Unesco con los ministros de cultura de todo el mundo y donde para mí  quedo expuesto que no había una planificación para la cultura en Bolivia.  De eso surgió la necesidad de hacer una carta abierta puntualizando nuestros problemas”, explicó el actor y guionista Fernando Arze, que fue uno de los invitados a la reunión y uno de los voceros elegidos por la Caaab).  

La carta confirma que cuatro de las fuentes de financiamiento de la industria audiovisual (Ibermedia, Adecine, Premio Eduardo Abaroa y el Programa Iberescena) están paralizadas por falta de acciones administrativas del Ministerio de Culturas y Turismo. 

También se pide que TV CULTURAS, que depende del Ministerio, sea una fuente de empleos esporádicos para los cineastas bolivianos y para otros artistas.  Además, se pide que “el Ministerio, en su condición de líder de Sector de las industrias culturales, ejerza sus buenos oficios sobre los gobiernos municipales del país para que repliquen la metodología del “Programa Munasiña Pacha” que implementa el GAMLP para emplear artistas”, indica la misiva.

En otro apéndice de la misma carta, solicita la inclusión de Bolivia en el “Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales”. 

También, el cumplimiento de La Ley del Cine y Arte Audiovisual Boliviano, N° 1134, del 20 de diciembre de 2018, que  aún no tiene reglamentación. Así, como, la creación de una ley que permita incentivar a la cultura y al arte, en la que las empresas privadas tengan la facilidad de invertir porcentajes de sus impuestos directamente al área cultural. Igualmente, solicita el apoyo de urgencia del Ministerio a varios Festivales de Cine nacionales.   

La Caaab hace hincapié en la necesidad de evaluar y extraer lecciones del Programa Intervenciones Urbanas PIU, por haber sido el mayor fondo concursable para la creatividad, las artes y las culturas. Esta evaluación será la base para diseñar un futuro programa de ayudas concursables a la creatividad, sugiriendo a la ministra que promueva esta evaluación y su continuidad. 

Según datos que tenemos de la Caaab son más de 5.000 profesionales en el sector audiovisual en Bolivia y que están asociados a decenas de miles de otras personas para el desarrollo de sus proyectos, los que a su vez son afectadas por esta situación, porque obviamente la industria del audiovisual trabaja con otros sectores para poder tener sus productos. Desde comidas, alquiler de locaciones. Además de técnicos de sets, electricistas, directores de cámaras, actores, escritores, postproductores, editores de música, técnicos de sonido. Hay mucha gente involucrada en el rubro y que no va tener ingresos durante meses”, comenta.

Arze ve con preocupación la poca relevancia que se le da a la cultura y a los artistas en Bolivia. No solo en el actual, sino también en anteriores Gobiernos. “El Ministerio de Culturas  debe darle importancia a todos tus hijos. Ser buen padre y madre, pero creo que la cultura y el arte en general han sido abandonados a su suerte en Bolivia desde hace varias gestiones”, concluye el protagonista de “Muralla”.

Comentarios