Escucha esta nota aquí

Aunque sus orígenes están en el sur de Italia, no fueron los italianos los que trajeron los canelones a América, sino los españoles, a mediados del siglo XIX, concretamente los catalanes hicieron cruzar el océano a este plato, que entró por Argentina y después se expandió por todo el continente.

Los canelones son unas pastas lisas que se envuelven y se pueden rellenar con carne de res, pollo o pescado, vegetales como espinacas, maíz y hasta huevo, con salsa y queso, dependiendo del gusto de quien lo prepara.

El chef Álvaro Hurtado comparte una de sus recetas y enseña a preparar esta pasta italiana con espinaca y ricota, con sabor regional.

Ingredientes

* medio kilo de espinacas limpias

* una cebolla picada en pedazos pequeños

* una cucharada de aceite

* 500 gramos de ricota

* 2 huevos

* una taza de queso parmesano rallado

* una cucharadita de sal

* media cucharadita de pimienta blanca molida

* 1 sobre de caldo de pollo

* 1 diente de ajo

* 800 gramos de tomate picados pequeños

* media taza de vino blanco

* 1 cucharada de orégano entero

* 1 cucharadita de colorante

* 1 hoja de laurel

* 1 cucharada de azúcar

* aceite para freír

* 1 taza de harina

* media taza de leche

Preparación

Poner en una olla mediana los tomates con aceite y revolver hasta que se deshagan. Añadir el ajo, el caldo de pollo, el vino blanco, el orégano y el colorante, que se cocinen semitapados por 20 minutos, batiendo hasta que la salsa quede espesa. Si es necesario poner un poco más de agua hervida.

Para el relleno de espinacas lavar y cortar las hojas, utilizando solo la parte superior. Colocarlas en una fuente con agua hirviendo, hasta que queden cubiertas. Escurrir, vaciar el agua y cambiarla por fría, luego escurrir nuevamente y reservar.

Freír la cebolla con aceite hasta que quede blanda. Mezclar con la espinaca, la ricota, el queso parmesano, sal y pimienta.

Para preparar la masa de los canelones, colocar en una licuadora una taza de harina, un huevo, media taza de leche, media taza de queso parmesano, sal a gusto y batir bien. Se puede añadir leche si hace falta. 

La masa debe estar un poco líquida, de manera que cuando se la ponga en la sartén se expanda fácilmente.

La sartén tiene que estar a fuego medio, con mantequilla. Con un cucharón verter la mezcla para realizar el disco de la masa. Cocer de los dos lados, volcando de manera cuidadosa, hasta que alcancen un color dorado.

Una vez que todo está preparado, colocar la salsa de tomate en una fuente y sobre ella acomodar los discos de los canelones, que se rellenan con la mezcla de ricota y espinaca. Volver a poner salsa y queso rallado encima y meter al horno por 20 minutos. 

Sacar la fuente cuando los canelones estén dorados y servir caliente. Para decorar, poner encima hojas de laurel. Se puede acompañar con pan con mantequilla y ajo.