Escucha esta nota aquí

La crisis económica que provocó la emergencia sanitaria del coronavirus golpeó a gran parte del mundo sin excepción, entre ellos al futbolista portugués Cristiano Ronaldo, que estaría a punto de cerrar algunos de los hoteles que fundó junto al empresario Dionisio Pestana.

El astro es dueño de dos complejos hoteleros de lujo en Portugal, y, a causa de la cuarentena, ambos tienen muy pocos huéspedes, registra el medio ABC. Detalla que el Hotel Pestana CR7, situado en Funchal, capital de Madeira, lleva varios meses cerrado, pues la isla ha perdido hasta un 80% de su afluencia turística, situación que obviamente afectó al negocio.

Según allegados al deportista, "se ha instalado la incertidumbre entre el personal del hotel y ni siquiera el alivio de las restricciones sociales garantiza su reapertura". Es más, mencionan que todo apunta a su cierre definitivo.

Situación similar sucede en el Pestana CR7 de la Baixa de Lisboa, que bajó sus precios de $us 170 a $us 90 por noche y, pese a ello, sigue "semivacío"

El astro de 35 años planeaba expandir los Pestana CR7 a las ciudades de Mánchester (Inglaterra) y Madrid (España), con una inversión de más de $us 50 millones. Sin embargo, al parecer, sus proyectos deberán esperar.