Escucha esta nota aquí

Berthy Vaca Justiniano

Los médicos de Santa Cruz, que llevaban adelante una huelga de hambre en el hospital San Juan de Dios, exigiendo mejores condiciones de trabajo al Gobierno, levantaron el ayuno voluntario, presionados por la imposición del Auto de Buen Gobierno que entró en vigencia a las 0:00 horas de este viernes por las Elecciones Generales 2019.

La pausa se dictó a las 20:05, luego de que decenas de galenos marcharon por calles céntricas hasta el monumento al Cristo y retornaron al hospital, donde hubo un acto de reconocimiento a los ayunadores.

“Todos los cruceños y bolivianos les agradecen por estar constantes en esta lucha para que este pueblo pueda tener una salud digna y sobre todo gratuita, pero no una gratuidad en papeles”, dijo Henry Montero, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz.

“No ha sido en vano el poner en riesgo sus vidas” y “este Gobierno es insensible, pero esta protesta va a durar poco, porque les aseguro que este 20 se va”, dijo, pronosticando una eventual derrota de Evo Morales en las elecciones.

En su intervención, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, indicó que la pausa en la huelga no significa que estén retrocediendo. Es más, aseguró que las medidas se radicalizarán en todo el país. “Exigiremos una ley para que los políticos sean atendidos en los hospitales públicos. Que busquen una ficha o una cama, como lo hace la población, para que vean las carencias”, manifestó Viruez.

El diálogo entre los médicos y la ministra de Salud, Gabriela Montaño, está en punto muerto por las posiciones encontradas. La ministra estuvo ayer en Sucre, junto con Evo, entregando equipos en un hospital.