Escucha esta nota aquí

Desde que tuvo lugar la segunda Guerra Mundial, entre 1939 y 1945, los famosos Museos Vaticanos no habían cerrado sus puertas y dejado de recibir visitantes, hasta que llegó la pandemia del coronavirus, y a pedido de las autoridades de salud de Italia, tuvieron que suspender sus actividades. Luego de un análisis de la situación sanitaria y en coordinación con los responsables de la lucha con el virus, decidieron volver atender, después de tres meses de inactividad.

La noticia fue difundida en las redes sociales de los Museos Vaticanos, que anuncia que volverán a atender de lunes a sábado, de 8:30 a 18:30. Las entradas de ingreso, que tienen un costo de 12 dólares, se comprarán solamente por medio de la página web de la institución, informa el diario Jornada.

Hasta antes del cierre por la emergencia sanitaria, este lugar recibía un promedio de 25.000 personas por día. Desde mañana solo admitirán 15.000 para evitar las aglomeraciones y así evitar la posibilidad de contagios. La gente deberá respetar el distanciamiento social de al menos 1,5 metros al recorrer las salas de exhibición y ninguna persona podrá separarse de su grupo ni ingresar a lugares que no estén autorizados.



Todos deberán llevar barbijo en el recorrido
de los museos y al concluir la visita recibirán alcohol para las manos. El último sitio en ser admirado es la Capilla Sixtina, allí nadie podrá permanecer más de 20 minutos, pues es el lugar más requerido por la gente.

Bárbara Batta, directora de lo Museos Vaticanos, comentó que a los pocos minutos que se informó que reabrían sus puertas recibieron miles de me gusta en sus redes sociales y reservas de entradas. "Ello nos llena de alegría, pues significa que el público tiene interés en el arte e historia sacra", comentó.

Informó que por efecto de la pandemia perdieron el 90% de sus ingresos económicos, aproximadamente ocho millones de dólares anuales

Además de este famoso sitio, Italia cerró todos sus centros de arte y museos durante la primera ola del coronavirus, y volvió a hacerlo con la segunda llegada del Covid-19.



Lugar espléndido

Son las galerías y el conjunto de estancias de incalculable valor artístico e histórico, de propiedad de la Iglesia Católica Romana, situadas al lado de la basílica de San Pedro dentro de los predios de la Ciudad del Vaticano.

Estos museos tienen como base fundamental la colección privada del papa Julio II, elegido en 1503, que después otros pontífices fueron aumentando hasta llegar a lo que es hoy, la colección de arte sacro más grande e importante del mundo.

En sus salas se puede apreciar obras de arte que datan de la antigüedad, pasando por la época clásica romana y griega, la egipcia y otras culturas del cercano, mediano y lejano oriente, del medioevo, el renacimiento, el modernismo y contemporáneos, siendo la mayoría de ellos de contenido religioso. Están en exposición principalmente esculturas, pinturas, tapices, joyas y muebles de gran belleza, aunque caminar por su pasillos ya es admirable.



Los Museos Vaticanos están integrados por 14 salas principales que se recorren al menos en seis horas. El sitio más visitado y por el que la gente más pregunta es la Capilla Sixtina que fue construida entre 1471 y 1484. Allí se encuentran los famosos frescos pintados por Miguel Ángel, entre los que destaca La creación de Adán, que permanece en la bóveda del lugar.

Comentarios