Escucha esta nota aquí

Si el pelo le creció mucho y quiere cortárselo, si desea teñir sus canas o raíces, si precisa arreglarse las uñas o requiere otros servicios que solo un centro de estética le brinda, ya puede acudir a su salón de confianza, pero realizando reserva de atención por teléfono o vía online, pues las peluquerías ya fueron autorizadas para empezar a atender a sus clientes desde el lunes 6 de julio.

Mary Lizzie Ortiz, de la Cámara de Belleza Boliviana (CBB), informó que recibieron oficialmente del Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz (Sedes) la autorización para que todas las peluquerías y spa puedan empezar a trabajar a partir del lunes.

En mayo pasado, la CBB solicitó el permiso a las autoridades de salud para abrir sus locales y envió la lista de protocolos de bioseguridad que seguirán cuando empiecen a atender, que incluye atención solo con reserva, desinfección de los zapatos del cliente al llegar al salón, utilización obligatorio de barbijo y alcohol en gel para las manos. 

No se podrán juntar en la peluquería más de 10 clientes al mismo tiempo, los que realizarán el distanciamiento de al menos un metro y medio de separación. Se les pedirá que el pago sea con tarjeta para evitar el uso de papel moneda.



El lugar donde se atenderá al cliente tendrá una separación de al menos dos metros, que será desinfectado inmediatamente se haya ido el anterior. Lo mismo los utensilios de trabajo, como peines y tijeras, que serán higienizados constantemente.

Todos esos protocolos fueron revisados y aprobados El horario de atención de las peluquerías será de 7:00 a 15:00, de lunes a sábado.

Con los peines y tijeras listos

El estilista Álex Rojas comentó que tiene todo listo para volver a trabajar. "Estaremos listos el martes, pues debemos repasar  las nuevas normas de atención. Todo el personal tendrá barbijos todo el tiempo, igual que guantes, ropa especial, alcohol en gel y respetará el distanciamiento social".



Sandra Mano, del salón Sandra y Teo, dijo que también vuelven a abrir sus puertas el lunes. Se enmarcarán a la nueva normalidad, muchos de sus implementos son desechables, como barbijos, guantes y toallas, y los demás serán desinfectados con productos especiales.

En salón Gloria los asientos de los clientes ya están listos, con una separación de dos metros. Tendrán al ingreso alcohol en gel y una persona tomará la temperatura a cada cliente que ingrese al local. Si tuviese más de 37,5 de grados se le sugerirá que regrese a su casa o acuda a a un centro médico.

María Elena Salazar, presidenta de la Asociación Cruceña de Salones de Belleza (Acsabe), también aseguró que todos sus afiliados regresan al trabajo siguiendo las normas aprobadas por las autoridades de salud.