Escucha esta nota aquí

Los lubricantes son ampliamente utilizados en la vida sexual de muchas parejas, ya sea por motivos de necesidad, por ejemplo, sequedad vaginal, por puro placer o para los juegos previos.

El problema es que existen lubricantes en el mercado que por su composición química, pueden dar alergia en la zona genital. Es por esta razón que se recomiendan lubricantes naturales para tus relaciones.

Existen lubricantes a la venta que solo incluyen elementos naturales, aunque también podés elegir tu propio "aceitito". Para que tengás una idea buscá en las etiquetas que el lubricante contenga aloe vera, aceite de vitamina E, manteca de cacao, té verde, vaselina, aceite de coco, manteca de karité, aceite de oliva, de almendras o utilizar alguno de estos elementos al natural.

Según el portal imujer.com existen muchas posibilidades de aceites que sirven como lubricantes naturales, aunque son menos conocidos, como el aceite de jojoba, el de semilla de uva, el de espino amarillo y el de canola, especial para aquellas que están buscando concebir.

Otra opción son los yogures naturales sin azúcar y probióticos, a menudo usados para tratar infecciones por hongos, que tienen la ventaja de proteger la flora vaginal del cambio brusco entre el pH de la vagina y el semen.

Otro punto a favor de los lubricantes naturales es que no interfiere con los espermatozoides, cosa que muchas veces sí sucede con los lubricantes químicos, lo que hace más difícil el quedar embarazada.

El aceite de coco es probablemente uno de los lubricantes naturales más usados, desbancando al antiguo aceite de oliva. Este es sólido a temperatura ambiente, pero se licúa con un poco de calor corporal. Es el preferido ya que es fácil de aplicar, huele bien y es bastante duradero. También es fácil de conseguir y bastante económico.

Genera una capa más gruesa que otros lubricantes, por lo que es especialmente utilizado por las mujeres menopáusicas y postmenopausia y las mujeres con mayor sensibilidad vulvovaginal.

Respecto al tema, el portal trucosnaturales.com aconseja que el aceite de almendras también puede servir, además se elimina más fácilmente de las sábanas y de la ropa.Para las embarazadas, se recomienda más el aceite de germen de trigo, por su gran concentración de vitamina E.

?La miel también es recomendada como lubricante y espermicida ya que es un buen antiséptico y cicatrizante.

Debés tener especial cuidado con los aceites, ya que no son compatibles con los preservativos de látex o del diafragma, por lo que tenés que buscar otro método anticonceptivo o preservativos sin látex; por ejemplo, a base de silicona, que también existen, aunque son más difíciles de conseguir.

Tené también en cuenta que estas sustancias no sustituyen el uso del condón o de cualquier otro método anticonceptivo, son utilizados para facilitar la tarea o que resulte más divertido el momento íntimo.
?