Escucha esta nota aquí

Tras más de 35 años de carrera musical, muchos detalles de la vida privada de Luis Miguel recién están saliendo a la luz gracias a la serie de Netflix que muestra su misteriosa intimidad. En medio del boom por el estreno de la segunda temporada, el portal argentino TN compartió un especial con la última entrevista que el cantante les concedió en 2015, después de siete años de no hablar con la prensa en la televisión.

Bronceadísimo, impecable de pies a cabeza y cauto al momento de responder cada pregunta, evadiendo incluso las personales, como su situación sentimental o sus problemas auditivos, así se mostró frente a las cámaras. Detrás de ellas, la periodista argentina Roxy Vázquez contó que había 25 personas que supervisaban cada detalle.

"Toda mi vida ha sido un sueño, desde mis ocho años y ya son más de 30. Soy muy feliz de hacer lo que me gusta y de haber sido parte del crecimiento de muchas personas de diferentes países", respondió sobre sus sueños pendientes.

La entrevistadora quiso saber si alguna vez el intérprete de La incondicional fue rechazado por una mujer. "No recuerdo haber tenido una experiencia así. Es más si pasó, me preocupa no recordarlo", respondió.

Acerca de sus problemas de oído, contestó que ya estaba curado y que no quería recordar esa etapa. También señaló que sus exigencias y molestias con detalles técnicos en sus conciertos se debían a su perfeccionismo.

Inédita seguridad

Vásquez relató después, ya de regreso en Buenos Aires, que la entrevista fue realizada en Punta Mita (Puerto Vallarta, México), en donde al llegar le pidieron la documentación, huellas dactilares y la fotografiaron. Después de registrarse, al igual que su camarógrafo, los llevaron a una habitación con seguridad del hotel y personal de Luis Miguel, su mánager, el tour mánager y el asistente del mánager, con los que acordó los detalles del encuentro.

Ahí cumplió tres horas de espera, hasta que rodeada del mismo personal fue llevada a la orilla de la playa, donde armaron el set. La comunicadora recordó que el 'Sol de México' llegó, saludó amablemente a todos los presentes y comenzó la entrevista.

Tras terminar, Vázquez le pidió permiso para sacarse una selfie con su teléfono, pero la rechazaron y, en su lugar, el manager tomó la imagen con su propio móvil y días después se la envió. 

Así como llegó al set se retiró el equipo argentino, rodeado de un numeroso contingente de seguridad que los acompañó a la misma habitación de hotel y los resguardó por el mismo tiempo. Tres horas después, los asesores del cantante llegaron con el cassette de la entrevista revisado y aprobado y recién les permitieron abandonar el lugar.


Comentarios