Escucha esta nota aquí

El Covid-19 se cobra la vida de otro artista, esta vez fue el baterista Eddy Chuquimia Churata, que tenía 41 años y era integrante de la banda musical Efecto Mandarina. Estaba internado en un hospital de la ciudad de La Paz, donde recibía tratamiento, pues su estado de salud era muy delicado y cada día que pasaba desmejoraba.

Sus familiares contaron que tenía comprometido el 50% de sus pulmones, por lo que respiraba con dificultad, que estaba teniendo problemas con otros órganos, había perdido el habla y tenía muchos dolores en todo el cuerpo.

No resistió a los fuertes embates del virus y falleció anoche, rodeado de sus familiares, amistades y algunos colegas músicos que no podían creer que estaban asistiendo a la despida de Eddy Chuquimia, el hombre que durante 20 años animó la bohemia paceña.

Fue músico especializado en batería, productor, docente e instructor de percusión. Se formó en el Conservatorio Nacional de Música. Integró la Orquesta Sinfónica de Bolivia como percusionista con la que realizó giras por todo el país. También integró la Big Band Juvenil y participó en un encuentro internacional de big bands en Chile.

Pero lo que más notoriedad le dio fue haber sido el baterista de la famosa banda pop Efecto Mandarina, con la estuvo en muchos escenarios bolivianos. Formó su escuela de enseñanza de batería, que llevaba su nombre y era muy apreciado por sus alumnos por su calidad docente pero principalmente por sus dotes humanos.

Sus colegas y seguidores manifiestan su pesar por su partida. Diego Ballón manifestó en sus redes sociales "gracias hermano querido, por tanta música y luz. Te queremos y siempre estarán en nuestros corazones".

Por su parte Weimar Baldiviezo escribió "no es un adiós, es un hasta pronto, estás en compañía de Dios, sé que nos volveremos a encontrar y a seguir soñando". Marcelo Peña simplemente dijo "hasta siempre querido campeón".

Comentarios