Escucha esta nota aquí

El nuevo presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill Biden, son amantes de los perros y por ello, en enero de 2021, se instalarán en la Casa Blanca con sus pastores alemanes Champ, a quien adquirieron en 2008, y Major, adoptado hace dos años.

Pero la llegada de los canes no es poca cosa, pues Major obtendrá el título del primer perro rescatado en vivir en la Casa Blanca.

Así como en las películas o telenovelas de humanos fue la vida del simpático Major, que llegó a la Asociación Humanitaria de Delaware, tierra natal de Joe, junto a sus hermanos recién nacidos en un estado de salud muy malo. Los demás cachorros también encontraron un hogar, pero, en 2018, Major fue tan afortunado que su nuevo dueño se convertiría en el nuevo presidente de Estados Unidos solo dos años después.

Primero cumplió una prueba de ocho meses bajo la modalidad de hogar temporal de acogida, pero, al parecer conquistó al matrimonio que se lo quedó definitivamente.

Durante cuatro años la residencia presidencial tuvo sus jardines vacíos por primera vez en 100 años, pues Donald y Melania Trump rompieron la tradición de tener mascotas.

El dúo canino

En 2008, los Biden compraron a Champ en un criadero de alta gama y los criticaron, pues Joe era la fórmula vicepresidencial de Barack Obama, que fue elegido por primera vez.

Aún así se lo quedaron y lo bautizaron Champ (Campeón en español), en honor una frase que el padre de Joe le decía para darle ánimos: "Levántate, campeón", relató The New York Times.

El animal se mudó con Joe y Jill al Observatorio Naval de Estados Unidos, la residencia oficial de los vicepresidentes de EEUU, hasta que concluyó el segundo mandato de Obama, en 2016. 

"A quien más se le dificultará dejar este lugar es a Champ (...) que ha construido una familia con todo el personal y los guardias de seguridad", le contó Jill a The Washington Post, en 2017. 

Trump y Biden, tan distintos...

“¿Cómo me vería paseando a un perro en el césped de la Casa Blanca? ¿Cómo sería eso? (...) No se siente bien”, dijo Donald Trump durante uno de los eventos de campaña de MAGA (Make America Great Again).

Sin embargo, durante su campaña, Biden se ganó a los amantes de los animales con una publicación de Instagram, que decía: “Amigos, no solo están votando para ponerme en la Casa Blanca. También están votando por Champ y Major. Volvamos a poner perros en la Casa Blanca”, rescató el portal US AS.