Escucha esta nota aquí

Tras un año de suspensión por la pandemia, el Festival de la Canción de Eurovisión regresó ayer con rock al máximo volumen. El grupo italiano Maneskin resultó ganador del evento que se celebró el sábado, en el Ahoy Arena de Róterdam (Países Bajos).

Con Voila, una canción sobre la autoafirmación, la francesa Barbara Pravi, a menudo comparada con Edith Piaf, ha quedado en el segundo puesto, seguida de Suiza.

"Solo queremos decirle a toda Europa, al mundo entero, que el rock and roll nunca muere", dijo Damiano David, el cantante del grupo italiano, al recibir el trofeo.

Las condiciones sanitarias obligaron al evento, seguido cada año por millones de espectadores, a reinventarse. "Creemos que el evento fue un alivio para los europeos después de un año de pandemia", declaró el grupo italiano que actuó vestido de cuero y rebosante de energía.

"Esta victoria puede ser un mensaje de esperanza para Italia, uno de los países europeos más afectados por el Covid-19", dijo la bajista Victoria De Angelis en una conferencia de prensa.

El aforo del evento se limitó al 20% de su capacidad. Solo 3.500 espectadores, que fueron sometidos a pruebas de Covid-19,  asistieron a la semifinal, la final y los seis ensayos generales. 

Los ganadores
El grupo Maneskin, formado por una chica y tres chicos, le dio a Italia su tercera victoria.

Maneskin significa "claro de luna" en danés, la lengua materna de la bajista De Angelis.

La banda de pop, reggae y funk fue fundada en 2016, en Roma, por De Angelis (bajista), Damiano David (cantante), Thomas Raggi (guitarra) y Ethan Torchio (batería). Tiene influencias de Noir Désir, Nirvana y Placebo.

Tras la difusión en las redes sociales de unas imágenes que generaron polémica en las que se veía al cantante de la banda inclinado sobre una mesa durante la ceremonia de Eurovisión, Damiano David negó que hubiera consumido.

"Yo no consumo drogas. Por favor, chicos. No digan eso, nada de cocaína", aclaró en la conferencia de prensa.

Posteriormente, en las redes sociales, el vocalista escribió que se sometería a pruebas de detección de drogas porque "no tienen nada que ocultar".    

La agrupación saltó a la fama participando en el programa X Factor en 2017 con la canción Chosen, que le permitió firmar su primer contrato profesional con Sony. El EP fue doble disco de platino.

Luego lanzó varios singles, como Morirò da re (2018), Fear for nobody (2019) y Vent'anni (2020), así como dos álbumes, Il ballo della vita (2018) y Teatro d'ira vol. I (2021).

En 2018 Torna a casa se convirtió en quíntuple disco de platino y obtuvo casi 110 millones de visitas en YouTube.

Cuidados extremos

Desde el comienzo del concurso, los participantes permanecieron encerrados en una "burbuja especial" y cada día se sometían a pruebas de Covid-19.

La organización confirmó que de esta forma se detectaron casos de coronavirus entre varias delegaciones, como la de Islandia, que tuvo que volver a su país y participó a través de videos grabados.

Tampoco asistió a la final el ganador de la última edición que, según manda la tradición, debía cantar su balada Arcade. Y es que el holandés Duncan Laurence dio positivo por Covid-19.

Fiel a la tradición, la edición 2021 también aportó su lote de canciones explosivas interpretadas por personajes extravagantes, artistas que representan a una minoría o que quieren transmitir un mensaje al público.

Bajo el lema "¡Abramos!", la edición 2021 de Eurovisión fue como un soplo de aire fresco para los habitantes de Rótterdam, bajo la alargada sombra de la epidemia.


Barbara Pravi, la cantante que representó a Francia y quedó en el segundo lugar.

Comentarios