Escucha esta nota aquí

El 20 de octubre, el actor estadounidense Matthew McConaughey presentó su autobiografía titulada Greenlights (Luces verdes), con la que conmovió al mundo del espectáculo al contar que a los 15 años tuvo su primera relación sexual con una mujer que lo engañó. Y a los 18 años fue violado por un hombre en la carrocería de una camioneta. En una reciente entrevista en un programa de televisión, en EEUU, contó porqué se quedó callado tanto tiempo y no denunció aquellos sucesos.

McConaughey, que es actualmente una de las estrellas más populares de Hollywood y que en 2013 ganó el Óscar y el Globo de Oro a mejor actor, dijo que se quedó callado por varios y buenos motivos, principalmente porque no quería exacerbar el morbo de la gente, de aquellos que se burlan del dolor ajeno.

Confesó que en la primera agresión sexual fue chantajeado, engañado por aquella mujer que era mayor,  y tuvo que tener relaciones íntimas, sino la iba a pasar muy mal, aunque el actor no explicó porqué, cuenta el portal InfoShow.



Después de ese inicio sexual se sintió mal, reflexionó y concluyó en que de nada servía arrepentirse o contarle a alguien para que castiguen a la agresora. Siguió con su vida de adolescente y cuando venían a su mente las imágenes del abuso pensaba en sucesos bonitos que tuvo o que pensaba que iba a vivir.

A sus 18 años fue agredido físicamente por un hombre mayor que él. Recibió tantos golpes que se desmayó y fue subido a la carrocería de una camioneta. Ahí le quitaron la ropa y consumaron la violación. Cuando despertó estaba ensangrentado y se dio cuenta que lo habían abusado sexualmente.

Tampoco contó lo que sucedió, prefirió salir adelante de ese trauma, distrayéndose con el deporte y la lectura.


McConaughey ha participado en varias campañas de ayuda a personas que han sufrido abusos sexuales. Visitaba el campus de la Universidad de Texas, en las madrugadas y ayudaba a los jóvenes a llegar a su casa, sobre todo cuando salían de fiesta en estado de ebriedad, que es cuando los violadores se aprovechan de los universitarios.

"Contar los detalles de los abusos sexuales que sufrí no es nada constructivo, siento que hablar de ello solo le interesa a los voyeristas y yo no estoy para eso. No quería explotar mi trauma porque entonces todos los titulares y programas de televisión se centrarían en victimizarme", comentó.

El actor, que ahora tiene 51 años, manifestó que tiene pruebas de que el mundo conspira para hacerlo feliz, pues es un artista exitoso, está casado con una buena mujer, la exmodelo brasileña Camila Alves, y tiene tres hermosos hijos, Levi (12), Vida (10) y Livingston (8).



Actualmente el actor está trabajando junto al productor Nic Pizzolatto en una nueva serie de televisión, que cuenta la historia de un guardia de seguridad cuya búsqueda de una mujer perdida en Texas lo lleva a descubrir una red de corrupción y conspiración criminal, informa el portal EspinOf.