Escucha esta nota aquí

Una réplica de siete metros y una tonelada del robot Bumblebee, de la película Transformers, es la sensación de la feria Oruro Moderno y lo mejor de la pieza es que es una muestra del ingenio y talento boliviano. El mecánico potosino Ernesto Aruquipa, de 60 años, es el creador de la réplica cuyas imágenes circulan en las redes sociales.


Desde Oruro, donde no tiene respiro gracias a la popularidad de su robot, le contó a EL DEBER que la fabricación le demoró casi dos años y le costó unos $us 4.000 solo en el auto Chevrolet modelo 58 que desmanteló para crear su primer ejemplar.


Buscó los planos del robot original de la película y en base a eso lo armó. Con ayuda de un amigo eléctrico logró darle movilidad en los brazos y la cabeza. Lamentablemente, como instalaron un generador de muy poco voltaje, su Bumblebee se quemó el primer día, pero aún así fascina a público de todas las edades.  

Aruquipa, especializado en autos clásicos desde hace 30 años, contó que solamente lo motivó el darle algo de alegría a los chicos que visitan la feria coemrcial que acaba hoy. En mayo se irá con su robot a Tarija y luego a donde lo requieran.

Ya tiene en mente su próximo proyecto, será un Optimus Prime igual de gigantesco y ya está en búsqueda del auto que le dará vida.


Comentarios