Escucha esta nota aquí

¿Quién no quisiera verse así a los 63 años? La actriz Melanie Griffith compartió en días pasados una foto en ropa interior y se ve increíblemente hermosa. 

Pero no son solo los años, sino que nadie podría imaginar que esa bella mujer es madre de tres hijos, tiene epilepsia, superó al cáncer de piel y que también salió airosa en su lucha contra adicciones a las drogas, alcohol y a los analgésicos. Todo eso la hace aún más hermosa.

En la imagen, sin ningún filtro ni retoque, la exesposa de Antonio Banderas posa en ropa interior apoyada en una bañera y con el cabello envuelto en una toalla, como si acabara de tomar una ducha.

Pero no se trata de una imagen sensual para ganar seguidores, definitivamente ese no es el perfil que maneja en los últimos años, sino de llamar la atención para apoyar una campaña del cáncer de mama. 

"Me uniré a @kitundergarments para vestir de rosa en honor al mes de concientización sobre el cáncer de mama. Llevo el sujetador demi clásico en rosa y el calzón de cintura alta. @kitundergarments se ha asociado con @wcrfcure y donará un porcentaje de las ventas durante todo octubre. ¡Si puedes volver a publicar, donarán otro $us 1!", apuntó.

Como era de esperarse, la imagen fue una sensación, con más de 43 mil corazones en pocas horas y mensajes de admiración de famosos como Rummer Willis, Demi Moore, Curtis Lee Jamie y Jwan Yosef, entre otros.

Definitivamente la belleza de Melanie es genética, pues su madre, Tippi Hedren, que también fue actriz y modelo, no aparenta los 90 años que cumplió en enero. 

Griffith actuó en medio centenar de películas junto a estrellas como Paul Newman, Tom Hanks, Harrison Ford, Michael Douglas, Antonio Banderas, Bruce Willis y Michael Keaton entre otros. En 1988 obtuvo el Globo de Oro a mejor actriz de comedia por la película Armas de mujer.

Comentarios