Escucha esta nota aquí

Mejor que Papá Noel, el cantante británico Mick Jagger, líder de la banda de rock Rolling Stones le dio una agradable sorpresa a su novia Melanie Hamrick y madre de su hijo menor. Le obsequió por las fiestas de Fin de Año, una mansión situada en una urbanización privada en la ciudad de Sarasota, al sur del estado de Florida, EEUU.

Jagger, que tiene 77 años, sostiene una relación sentimental desde hace seis años con la bailarina estadounidense Melanie Hamrick, de 33 años, y madre de su hijo menor, Deverox Octavian Basil Jagger, de cuatro años. El artista le había prometido a su pareja un regalo del que nunca se iba a olvidar.



Antes, la bailarina había comentado que uno de los lugares que más le gustaba era el sur de Florida, no solo por sus bellos paisajes y playas, sino por su clima, porque es más seguro que otros sitios y porque allí se encuentra de todo para comprar.

Dicho comentario no cayó en saco roto, pues Jagger se puso en campaña para buscar una casa grande en aquella zona, donde además de sentar las bases de su familia, pueda ser visitado por sus otros hijos y algunas amistades. 

La casa tiene cuatro suites, un inmenso jardín, piscina, spa, está a orilla de un lago y cerca de la playa. Al estar en un predio cerrado es completamente privado, pues lo que quería también la pareja era estar alejada de las cámaras de los paparazzis, pues han optado por tener perfil bajo.



La agente inmobiliaria Tina Ciaccio contó que Mick Jagger no fue a ver personalmente la mansión, que le mandaron fotos, videos y la descripción del lugar, llegaron a un acuerdo monetario, por dos millones de dólares, y la compró. Dijo que cuando habló con el artista no podía creer de quién se trataba, además de que siempre fue amable, no hizo problemas por nada y aceptó la propuesta de venta, informó el diario Milenio.

En esa zona, que es elegante y exclusiva, también vive la modelo brasileña Gisele Bundchen y su esposo el jugador de fútbol americano Tom Brady. También es vecina de ese lugar Ivanka Trump, la hija de Donald Tumps.

Aunque Jagger no lo dice, le encanta vivir en lugares de lujo. También es propietario de un castillo del siglo XVI, el chateau de Fourchette, situado en el valle del Loira, en Francia, donde pasa algunas temporadas alejado de las multitudes. El cantante está completamente recuperado, después de que en abril pasado fue operado del corazón.



La casa que el artista le obsequió a su pareja es ideal para que esté aislado de posibles contagios de coronavirus, además de que le servirá para que haga los ejercicios físicos que los médicos le han recomendado, pues además de tener gimnasio, puede caminar por el jardín y por la playa, con total seguridad y alejado de las multitudes.

Los Rolling Stones no tuvieron conciertos este año. En 2021 piensan realizar una gira artística si la pandemia lo permite y la salud de su líder está óptima para subirse a los escenarios. 

Comentarios