Escucha esta nota aquí

No se podía decir que la estabilidad sea una de las cualidades de la pareja que conformaron la cantante Miley Cyrus, de 28 años, y el actor Liam Hemsworth, de 30, pero la persistencia sí. Tras idas y vueltas desde 2009, la pareja llegó al altar en 2018, pero, sorprendentemente, el matrimonio duró solo ocho meses.

En recientes entrevistas que Miley concedió a la revista Rolling Stone y al programa de radio The Howard Stern Show, tras más de un año de su separación, la cantante decidió revelar por qué se casó y luego se divorció de su primer gran amor.  

La cantante dijo a Rolling Stone que su relación ya llevaba casi una década cuando se comprometieron, aunque no estaban seguros de si se casaría o no. No obstante, esta decisión cambió con el incendio de su casa y la pérdida de absolutamente todos sus bienes físicos.

"Hace un par de años parecía que estaba viviendo un cuento de hadas. Realmente no era así. En ese momento, mi experimentación con las drogas y el alcohol y el círculo de personas que me rodeaban no me satisfacía o era sostenible o alguna vez me llevaría a mi máximo potencial y propósito", comenzó contando a la revista.

"Existe la idea de que durante la era de joven, yo era pura. A los medios les gusta que mi cabello o mi apariencia sea el punto de referencia de mi cordura. 'El cabello es largo y rubio, ella está cuerda ahora mismo. No puede estar con las drogas. Es cuando se pinta el cabello o le está creciendo el vello de la axila que está drogada'", reclamó.

También reconoció que fue en ese momento cuando se mudó con su entonces prometido, sin saber lo que realmente quería. "Estaba mucho más fuera de mi camino que en cualquiera de las ocasiones anteriores en las que mi cordura estaba siendo cuestionada", confesó.

Para Miley, todo fue más confuso tras que la casa que compartían se quemó; un mes después se casaron y menos de un año después, anunciaron su separación.

"Cuando te ahogas, buscas ese salvavidas y quieres salvarte. Creo que eso es realmente lo que, en última instancia, fue para mí casarme. Un último intento de salvarme a mí misma", dijo en otra parte de sus declaraciones a RS.

"Simplemente me aferré a lo que me quedaba de esa casa, que éramos él y yo. Y realmente lo amo y lo amo mucho, mucho, mucho y todavía lo hago, siempre lo haré", agregó la artista.

Acerca de los motivos de su divorcio habló en el programa radial, "hubo demasiado conflicto. Cuando llego a casa, quiero que alguien me ancle. No me dejo llevar por el drama o las peleas", expresó.

También admitió que la primera canción de su nuevo álbum, Plastic hearts, sí habla de su exesposo, pero aclaró que también quería expresar la incertidumbre de lo que estaba viviendo en ese momento de su vida.

"Escribí WTF do i know, porque tenía un plan. Y creo que todos conocemos ese dicho de que cuando planeamos, la vida se ríe en nuestras caras. Y en realidad nunca sabemos lo que pasará, no hubiéramos podido esperar este año y hay tantas cosas que no sabemos", finalizó.

Actualmente, el actor de Los juegos del hambre se encuentra en una relación con la modelo australiana Gabriella Brooks, de 21 años; mientras que la intérprete de Wrecking ball está soltera, tras terminar relaciones con la bloguera Kaitlynn Carter (32) y después con el cantante australiano Cody Simpson (23).

Comentarios