Escucha esta nota aquí

En un comunicado oficial del Ministerio de Culturas, de Descolonización  y Despatriarcalización del Estado Plurinacional de Bolivia, su titular Sabina Orellana hace público su rechazo y protesta porque por medio de una resolución viceministerial de Perú, dicho país declara Patrimonio Cultural de su Nación a la danza de la Morenada, al Rey Moreno y al Rey Caporal del departamento de Puno, cuando dichas manifestaciones folclóricas tienen su origen en territorio nacional, por lo tanto, pertenecen al Estado de Bolivia.

El comunicado ministerial boliviano recuerda que la Morenada, el Rey Moreno y el Rey Caporal forman parte del Carnaval de Oruro, declarado en 2001 por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, e inscrito como boliviano en 2008 en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.



De igual manera, el Festival del Señor Jesús del Gran Poder, que se celebra en la ciudad de La Paz, fue nombrado Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, en 2019, y tiene como una de sus danzas allí exhibidas a la Morenada.

Se aclara que el patrimonio cultural del pueblo boliviano es inalienable, inembargable, imprescriptible y forma parte de la expresión, identidad y legado del Estado Plurinacional de Bolivia.

La morenada es una danza que tiene sus orígenes en la época colonial en las minas de La Paz y Oruro en Bolivia. Representa la trata de esclavos traídos de África para que trabajen en el Altiplano boliviano. 



Como los afrodescendientes no aguantaron las inclemencias del clima altiplánico ni los rigores de la altura, fueron llevados a trabajar a la zona de los Yungas paceños, en los cultivos de café, caña de azúcar y frutas tropicales. Mientras los aimaras se quedaron en las minas. Con el paso del tiempo y como forma de protestar contra sus patrones, crearon las danzas de la Morenada, cuyos bailarines recuerdan la presencia afro.

Con el transcurrir del tiempo la danza Morenada se estiliza y cobra ritmos alegres y contagiantes, recordando siempre la presencia africana en Bolivia. Además de los bailarines y los reyes morenos se incorporan otros personajes, entre ellos las mujeres.

La morenada nace en Bolivia y luego es llevada a países vecinos como Perú, Chile y Argentina, donde los residentes bolivianos la adoptan y la bailan en algunas de sus celebraciones folclóricas y religiosas.

Comentarios