Escucha esta nota aquí

El influencer ucraniano Dmitriy Stuzhuk, con 1,1 millones de seguidores en Instagram, falleció el viernes, precisamente de la enfermedad de la que negaba su existencia: el Covid-19. 

Stuzhuk se dedicaba a la vida fitness, compartiendo con sus fans sus rutinas, suplementos alimenticios y su estilo de vida, siempre mostrando orgulloso sus músculos. Sin embargo, con 33 años, el deportista no pudo vencer a la enfermedad por problemas cardiacos, como confirmó su ex.

"Como todos saben por las historias, tengo el coronavirus. Hoy, al regresar a casa, por primera vez hubo entusiasmo por escribir al menos algo. Quiero compartir cómo me enfermé y advertir a todos de manera convincente: también pensé que no había Covid hasta que me enfermé. Covid-19 ¡La enfermedad no es efímera!", inicia su último mensaje que acompañó con una foto, hace apenas cuatro días, en la que se lo ve con buen semblante, pero con un respirador. 

El también modelo describió que fue durante un viaje a Turquía que contrajo la enfermedad. Relató que se sintió mal, que tenía la garganta inflamada, problemas para respirar, dolor de estómago y tos, pero atribuyó todo a "consecuencias de los deportes, el cambio climático, la nutrición y dormir con aire acondicionado".

Sin embargo, al regresar a Ucrania y tras someterse a la prueba, recibió el diagnóstico y fue hospitalizado solo por unos cuantos días, ya que las reparaciones, el hacinamiento y las malas de condiciones del lugar lo motivaron a continuar el tratamiento en su casa. 

"Me dieron un dispositivo de oxígeno para respirar, porque tengo un nivel bajo (aunque creo que se considera crítico después de los 90, tengo 94-96 está bastante permitido para el tratamiento en casa, el médico en la sala de espera me dijo lo mismo). Considerando todos estos factores, decido que será más conveniente y cómodo para mí estar en cuidados remotos en casa, donde tengo todas las condiciones para un tratamiento normal. Después de todo, siempre puedo contactar a los servicios adecuados. En casa, como dicen, las paredes sanan. Mi estado es estable", concluyó la que sería su última publicación.

Al parecer, la situación de Dmitriy se complicó y solo un día después, su exesposa, Sofía Stuzhuk, otra deportista con 5,2 millones de seguidores, dio la noticia de su muerte. "Dima ya no está con nosotros. Su corazón no lo soportó", indicó. 

Sofía, que tuvo tres hijos con el influencer, publicó otro extenso mensaje de despedida de su compañero de vida por seis años. "Ya no estábamos juntos, pero no me duele menos.
Gracias por todo, mi persona importante, mi director, mi guía, el padre de mis hijos. Eres nuestro ángel de la guarda y tu amor siempre protegerá a nuestros angelitos", lamentó la modelo.

Además, en otra parte lamentó que su expareja no escuche sus recomendaciones.

"Dios mío que triste estoy de que no me escuchaste de tu salud. Pero siempre hemos respetado las elecciones de los demás", señaló.