Escucha esta nota aquí

El cáncer de mama es una de las enfermedades más letales, la Organización Mundial de la Salud OMS informó que en 2019 se detectaron 2.100.000 nuevos casos de este tumor maligno yen el mundo y que una de cada ocho mujeres en el en algún momento lo padecerá. Sin embargo también reitera que si ésta enfermedad es detectada a tiempo, en la mayoría de los casos tiene cura.

A la OMS le preocupa mucho que por la aparición de la pandemia del coronavirus, que paralizó al planeta, muchas mujeres dejaron de realizarse los estudios de detección precoz de cáncer de mama. Estiman que un 25% de esta enfermedad no se diagnósticó porque no se hicieron los chequeos médicos.

La Sociedad Argentina de Mastología explica que muchas mujeres por temor a contagiarse no fueron a realizar sus estudios mamarios anuales, lo que pone en riesgo su salud, pues el cáncer de mama no avisa cuando llega, se instala en el cuerpo humano y se desarrolla letalmente.

Esta entidad recomienda a todas las mujeres, mayores de 20 años, que no dejen pasar el tiempo, que vayan a realizarse sus estudios mamarios. Manifiestan que todos los centros médicos donde se llevan a cabo estos chequeos son muy cuidadosos con respecto al Covid-19. Siguen estrictamente las normas de bioseguridad, sus equipos están desinfectados y el personal que atiende está capacitado para trabajar en tiempos de pandemia.

Recomienda que al igual que cuando se va al mercado o al banco, se tenga mucho cuidado, se use siempre barbijo, que se respete el distanciamiento social y al llegar a la casa que se laven cuidadosamente las manos con agua y jabón. De esa manera se cuida del cáncer de mama y se protege del coronavirus.

El médico Daniel Mysler, jefe del Departamento de Diagnóstico por Imágenes del Instituto Alexander Fleming de EEUU, expresó que las consultas y estudios de control mamario disminuyen en un 60% y que también se hicieron menos cirugías, lo que es muy negativo, pues esas mujeres que dejan de auscultarse son quienes posiblemente tengan cáncer.



Propone que tiempos de coronavirus las mujeres vayan a un centro médico y que un solo día tengan la consulta inicial, los estudios de imágenes con mamografía digital y ecografía con doppler color, cuyos resultados se pueden conocer en la misma jornada, y así la paciente no tiene que regresar. 

Para saber

El cáncer de mama es muy frecuente entre las mujeres. El riesgo de contraerlo aumenta con la edad, pueden enfermarse a partir de los 20 años, aunque entre 40 y 50 años el riesgo es más alto. La detección temprana del mal es fundamental, dado que el tratamiento de las lesiones menores tiene un excelente pronóstico y permite la curación en la mayoría de los casos, explica la médica oncóloga boliviana Raquel Fernández Pinto.



La mujer tiene que hacerse el autoexamen una vez a la semana, sirve como herramienta para el reconocimiento de las mamas, y permite que ante cualquier cambio o duda se consulte al especialista en mastología, que luego del examen clínico indicará los estudios pertinentes a seguir. La mamografía puede detectar lesiones pequeñas y la presencia de microcalcificaciones que no son palpables en un autoexamen.

Lo importante es que las mujeres reconozcan que siempre habrá riesgo de contraer cáncer de mama, por lo que el primer paso para detectarlo es el autoexamen, luego visitar un médico para que por lo menos, una vez al año, se realice una mamografía, que le podrá salvar la vida.