Escucha esta nota aquí

Titanic, estrenada en 1997, debe estar entre las películas más 'lacrimógenas' de la historia y, aunque tiene múltiples escenas que son capaces de hacer llorar como un niño hasta al más insensible, la de los ancianos que se abrazan en su camarote, aceptando su trágico final, mientras el barco de pasajeros más grande del mundo se hundía tras chocar con un iceberg, es una de las más conmovedoras.

La anciana que se ahoga en el transatlántico entre los brazos de su compañero de toda la vida fue personalizada por la actriz estadounidense Elsa Raven, que falleció a principios de semana, a los 91 años, según acaba de confirmar su representante David Shaul al medio Deadline. Sin brindar mayores detalles, su colaborador indicó que Raven falleció en su casa de Los Ángeles.

Lo curioso de este papel, seguramente uno de los más importantes de la carrera de la actriz, es que las escenas en las que personificaba a Ida Straus, que viajaba junto a su marido, Isidor, y su doncella, Ellen Bird, fueron eliminadas de la película, y solo se pueden ver en el videoclip de la canción oficial, My heart will go on, de Celine Dion.

Sin embargo, la historia de Ida e Isidor era digna de ser contada, pues según testimonios de supervivientes, él no quiso subir a un bote de salvamento para dejar espacio a otras mujeres y su esposa se negó a partir sin él. “Hemos estado juntos durante muchos años. Dónde tú vayas, yo voy”, cuentan que fueron las palabras de la mujer antes de dirigirse a su camarote. 

La intérprete también tuvo un papel secundario, pero inolvidable, en Regreso al futuro, la película dirigida por Robert Zemeckis, en la que era la mujer que gritaba "¡Salven el reloj de la torre! ¡Salven el reloj de la torre!”, pidiendo donaciones para la conservación del reloj de la torre del edificio de los juzgados de Hill Valley.

Otros roles fueron el de la agente inmobiliaria que vendió la casa en The Amityville Horror; la casera de John Malkovich en In the line of fire; Gertrude Stein en The moderns; y la madre que perdió a su hijo en Fearless

Por su talento y profesionalismo, Raven era miembro con derecho a voto de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, y veía muchas películas cada año.