Escucha esta nota aquí

Este viernes por la mañana se confirmó la noticia del fallecimiento en la ciudad de La Paz de Freddy Delgado, uno de los asistentes de cámara y camarógrafo más importantes que ha tenido el cine boliviano.

 Delgado falleció víctima de Covid-19 y el anuncio de su muerte lo dio a conocer su hijo Danny Delgado por las redes sociales: “Lamentablemente hoy, Dios llamó a mi querido Viejito a su reino... tengo el alma destrozada, pasan tantas cosas por mi mente, cosas que nos faltaban cumplir, proyectos que se quedaron a medias, me parte el corazón tener que aceptar que ya no podré verte nunca más… “

Freddy Delgado se destacó en el audiovisual boliviano como asistente de cámara, también  conocido como "foquista": la persona que se asegura que la cinematografía utilizada en cámara brinde el resultado esperado por el Director de fotografía. Además de su talento en esta actividad, Delgado fue maestro de varias generaciones de técnicos del cine nacional desde la década de los años 70 hasta ahora.

A todos los que lo conocimos y trabajamos con él nos ha agarrado con mucha sorpresa su muerte. Nadie esperaba un desenlace de esta magnitud” dijo el cineasta Antonio Eguino,  con el que trabajó en todas sus películas y  en muchos documentales  

“Mi relación con Freddy ha sido de larga data. Él empezó a trabajar conmigo cuando era adolescente, porque su primer trabajo se lo di cuando abrí el estudio fotográfico Eguino. Él entró como joven de limpieza y fue aprendiendo muy rápido y Daniel Quintana, que le daba las órdenes le enseñó lo básico y al cabo de un año Freddy ya sabía todas las tareas del laboratorio y de fotografía básica”, contó  el director de “Amargo Mar” y agregó que al darse cuenta de sus habilidades lo llevó a trabajar a su productora de cine cuando estaban por arrancar la realización del filme “Chuquiago”.

Eguino no solo destaca el talento de Delgado en la parte técnica, también resalta su carácter amigable y fraterno “Nunca lo vi gritar o de mal humor. Siempre anteponía una sonrisa.”  

Similares conceptos tiene el cineasta Paolo Agazzi que trabajó con él casi todas sus películas incluso en la más reciente "Mi socio 2.0". 

"Delgado  tenía algo que desde su trabajo como foquista me parece fundamental; es decir una visión, un ojo extraordinario. Nunca vi ninguno con su talento,  y eso que he trabajado con varios”, recalcó el director de “El día que murió el silencio”.

Por su parte, Gary Patiño, comentó que con la muerte de Freddy Delgado "el cine nacional ha perdido una leyenda y siento mucha tristeza, porque también se pierde a una persona que ha trabajado con muchas generaciones de realizadores y técnicos del audiovisual, desde que se filmaba en celuloide hasta la actualidad que se trabaja en digital”.  Patiño contó también que conoció a Delgado en la filmación de “Mi socio 2.0”, en la que participó como actor  Lo recuerdo con cariño, porque era muy amable y siempre estaba de buen humor”.

Comentarios