Escucha esta nota aquí

Ken Spears, co-creador de la popular serie animada “ Scooby-Doo ” y cofundador de Ruby-Spears Productions junto con el fallecido Joe Ruby, falleció el viernes 6 de noviembre a la edad de 82 años. El hijo de Spears, Kevin Spears, le dijo al portal de Variety que murió por complicaciones relacionadas con la demencia con cuerpos de Lewy que padecía.

"Ken siempre será recordado por su ingenio, su habilidad para contar historias, su lealtad a la familia y su sólida ética de trabajo", dijo Kevin Spears. “Ken no solo ha dejado una impresión duradera en su familia, sino que ha tocado la vida de muchos como co-creador de 'Scooby-Doo'. Ken ha sido un modelo a seguir para nosotros durante toda su vida y seguirá viviendo en nuestros corazones".

Nacido como Charles Kenneth Spears el 12 de marzo de 1938, Spears creció en Los Ángeles, California, donde se hizo amigo del hijo del productor de animación William Hanna. Más tarde, Spears fue contratado en la empresa de Hanna, Hanna-Barbera Productions, en 1959 como editor de sonido.

 Spear y el dibujante Joe Ruby se conocieron cuando ambos trabajaban en Hanna-Barbera Productions, compañía en la que crearon a Scooby en 1969. La dupla escribió los primeros cinco episodios de la serie original, Scooby-Doo, Where Are You?, y además se encargaron de supervisar y editar la historia de toda la primera temporada.

Fred Silverman, presidente de programación infantil de CBS, contrató tanto a Spears como a Ruby a principios de la década de 1970 para supervisar la programación de dibujos animados de CBS los sábados por la mañana, y cuando Silverman se mudó a ABC, lo siguieron. 

Spears también fue consultor de historias para la serie de televisión "El planeta de los simios" de 1974. En 1977, Spears y Ruby crearon su propio estudio, Ruby-Spears Productions. Produjeron varias series animadas, incluidas "Superman", "Alvin y las ardillas", "Fangface", "Mister T", "The Plastic Man Comedy-Adventure Hour", "Thundarr the Barbarian" y "Saturday Supercade".

 En 1981, Ruby-Spears Productions fue comprada por Taft Entertainment, la empresa matriz de Hanna-Barbera. El catálogo de Ruby-Spears se vendió, junto con el de HannaBarbera, a Turner Broadcasting en 1991. Ruby murió el 26 de agosto. A Spears le sobreviven sus dos hijos, Kevin y Chris; sus esposas, sus cinco nietos y sus tres bisnietos.