Escucha esta nota aquí

Nacida en Buenos Aires (Argentina), pero establecida en La Paz (Bolivia) desde 1975, la actriz de cine, teatro y televisión Norma Merlo plasmó su huella en las artes escénicas bolivianas. Esta mañana, las redes sociales amanecieron rindiéndole homenaje tras su muerte a los 86 años, en la sede de Gobierno, por diversas complicaciones de salud a causa de la diabetes. Su esposo, el comunicador Pedro Susz, compartió la noticia.

"Esta mañana muy temprano Norma, mi amada compañera de vida, nos dejó físicamente, pero se llevó el afecto y el cariño de todos quiénes le (nos) hicieron llegar tan hermosos mensajes de reconocimiento. Y deja por supuesto esa huella y ese ejemplo al que todos(as) aludieron en sus expresiones", escribió en Facebook Susz.

En Bolivia, Merlo trabajó en la Cinemateca Bolivia, impulsando diversos proyectos culturales, e integró los elencos Teatro Tiempo y el grupo estable del Instituto Nacional de Música y Artes Escénicas (INMAE), dependiente del viceministerio de Culturas. 

Trabajó sobre las tablas con importantes figuras nacionales como Luis Bredow, Maritza Wilde, Marta Monzón, Rose Marie Canedo, Mabel Rivera, entre otros, en más de una veintena de obras que llegaron a traspasar fronteras.

Autora de obras infantiles, experta igual en cuentacuentos. También tuvo un notable paso por el audiovisual, en la televisión y películas como Cuestión de fe, de Marcos Loayza y El día en que murió el silencio, de Paolo Agazzi.

Honores

"Querida Norma, que el viaje de tu vida que tanto nos enriqueció, consuele a los tuyos. Pedro has compartido una compañera que siempre creyó en los valores esenciales de las grandes pequeñas cosas. Un abrazo solidario y un homenaje a esa gran mujer", escribió el expresidente Carlos Mesa.

" (...) La presencia de Norma en el cine y en el teatro bolivianos deja una hermosa huella de alegría en la interpretación de los papeles más diversos", se despidió el escritor Alfonso Gumucio.

" (...) No solo es un gran nombre, ha sido una maravillosa mujer que logró un alto sitial en el teatro en Bolivia. Su aporte al arte fue invaluable. Será una estrella que ilumine nuestra cultura", dice la condolencia de la gestora cultural Norma Campos.

Comentarios