Escucha esta nota aquí

Aunque las cifras de la violencia contra las mujeres que reflejan los medios internacionales son vergonzosas, con 50 feminicios en lo que va del año en Bolivia, la iniciativa de la academia boliviana Warmi Power es destacable, pues enseña artes marciales a mujeres aimaras para que enfrenten a sus agresores. 

La historia de Warmi Power y de algunas de sus alumnas apareció en las últimas semanas en reportajes de los medios internacionales Telemundo, Deutsche Welle Español y La Voz América, además del periódico chileno La Tercera. 

"Sirve para defenderme de los golpes y patadas en la cara y de los puñetazos que me dieron en los ojos hasta quedarme ciega", contó a la DW Lucrecia Huayhua, una de las estudiantes de Warmi Power, cuyo nombre combina la palabra warmi, que significa mujer en aymara, y power, poder en inglés. 

De acuerdo a cifras de uno de los reportajes, en Bolivia, 8 de cada 10 mujeres sufre algún tipo de violencia en su vida, según ONU Mujeres. 

Ante estas alarmantes estadísticas, Warmi Power nació para que las mujeres de áreas rurales La Paz puedan defenderse aprendiendo artes marciales y, además, empoderarse.

"Hemos creado una metodología propia, que contempla el desarrollo personal y la inteligencia emocional, en base a la sicología deportiva, autoprotección, autocuidado y herramientas básicas de escape", detalla Laura Roca, una de las fundadoras del proyecto. 

"Aprender a defenderte puede salvarte la vida", agrega.

Además de las patadas y golpes, las clases incluyen dinámicas para reforzar la autoestima de sus alumnas.

Comentarios