Escucha esta nota aquí

A diario, médicos y científicos de todo el mundo descubren nuevas características y tratamientos para el covid-19 que persiste en su ataque a la humanidad. Una nueva luz de esperanza se encendió con la ozonoterapia, una terapia alternativa que utiliza el ozono médico aplicado por distintas vías (sobre todo intravenosa) para tratar ciertas enfermedades, entre ellas el coronavirus, aunque todavía no está aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el doctor José Baeza, vicepresidente de la Federación Mundial de Ozonoterapia, este es un procedimiento complementario al tratamiento de pacientes infectados de coronavirus y se debe realizar un ensayo clínico avalado por la OMS, para que dicha técnica sea considerada científicamente como un tratamiento más para vencer el covid-19. 

Doble efecto biológico del ozono

El médico español Alberto Hernández, de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza, argumenta que hay dos elementos clave en el covid-19 que están provocando la muerte de muchos pacientes: un efecto inflamatorio brutal o ‘tormenta de citocinas’, y una afectación de la microcirculación con formación de microtrombos. 

Según el especialista hay varias maneras de contrarrestar la tormenta de citocinas. Por un lado, la tradicional, administrando corticoides a dosis altas, y con el inconveniente de deprimir el sistema inmune por lo que se debilita el organismo. Y por otro, mediante la administración de vitamina C a altas dosis por vía intravenosa o, aún más sencillo, la administración de ozono, ya que ambos son capaces de contrarrestar la tormenta de citocinas y ambos tienen poder viricida. El ozono además, gracias a su acción sobre los glóbulos rojos, mejora el transporte de oxígeno a los tejidos y en consecuencia la microcirculación al hacer la sangre más fluida y favorecer los valores normales de la presión arterial.

Por tanto, “el ozono permite tratar de manera sencilla los dos principales problemas fisiopatológicos que tienen los pacientes de covid-19”, subraya Hernández, que ha dirigido una publicación sobre este tema en la Revista Española de Anestesiología y Reanimación.

Resultados en el mundo 

Pacientes que estaban a punto de ser intubados y conectados a ventilación mecánica han podido, gracias a la terapia con ozono, no solo evitarlo sino mejorar hasta el punto de no requerir oxígeno. Son los resultados del primer ensayo clínico de ozonoterapia realizado en España en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza.

De igual manera, el Hospital Universitario Santa María della Misericordia de Udine, en Italia, ha tratado con ozonoterapia a 36 pacientes con neumonía por covid-19 que presentaban insuficiencia respiratoria y un 97% de ellos no ha requerido intubación. Por otro lado, en China hay cuatro ensayos clínicos en marcha y los resultados provisionales son muy esperanzadores.

Más cerca, en Perú, uno de los países más golpeados por el coronavirus en Sudamérica, profesionales de la salud han encontrado una manera de tratar el mal con la ozonoterapia, con resultados alentadores.

El jefe de la Unidad de Neumología del Hospital Alberto Sabogal de Callao, Luis Ibérico Barrera, confirmó que se trata de un complemento que se viene realizando en conjunto al tratamiento convencional de pacientes.

Qué es y cómo funciona y su uso en Bolivia

"No es la primera vez que salta a la palestra por su eficacia como terapia. Ya que no tiene límites en el número de microorganismos y especies que puede eliminar, actúa sobre cualquiera de ellos, es fungicida y bactericida. Se está usando en algunos ambientes, como el ozono industrial para desinfectar áreas de trabajo, pero también está el ozono medicinal que puede ser introducido mediante autohemoterapia mayor o autohemovacuna", detalla la doctora Jenny Koller, con especialidades en medicina alternativa ortomolecular y biológicas.

La profesional detalla que su mecanismo de acción es fluidificar mejor y oxigenar los glóbulos rojos, y que, al matar las bacterias y microoganismos dentro del cuerpo, hace que baje la parte viral y que actúen mejor los antibióticos. 

"Es uno de los gases más nobles para trabajar, no tiene efectos secundarios en nuestro cuerpo, no hay quién se intoxique por ozono medicinal", aclara Koller.

Indica que en la ciudad hay diferentes centros que aplican la terapia, con precios que van desde Bs 350 a 400, la autohemovacuna, y Bs 500 a 700, suero ozonizado.