Escucha esta nota aquí

"En sus piernas está la esperanza de Brasil", expresa un relator en la inauguración de la Copa Mundial de la FIFA México 1970, frente a más de 80.000 personas que ocuparon hasta el último centímetro del estadio Azteca, cuya mayor expectativa era ver jugar al astro brasileño Pelé. De pronto, la algarabía deportiva se silencia y un burrito ingresa lentamente en una habitación vacía, con ese aparato hoy se sostienen las piernas más poderosas de Brasil, aquellas que subieron a su país a lo más alto de la historia del fútbol.

Así inicia el documental de Edson Arantes do Nascimento, que se estrenó hoy en Netflix, narrado por el mismo 'rey del fútbol'.


Foto: AP. Un remate de chilena, en 1968, en Río de Janeiro

Con imágenes capaces de emocionar hasta al más indiferente con los temas deportivos, periodistas leen en titulares que Pelé, con 30 años en ese entonces, había recibido amenazas de secuestro y de muerte. "No es el mismo de antes",  "No está en condiciones de volver", cuestionaban otros sobre el jugador que ayudó a Brasil a ganar dos copas mundiales, en 1958  y 1962, pero que en 1966 se quedó a medio camino. 

"En ese momento yo no quería ser Pelé. Solo rezaba: 'Dios mío, este es mi último mundial, prepárame', recuerda el exfutbolista de 80 años.



De esta manera tan íntima transcurren 108 minutos en los cuales el gigante del streaming repasa la vida, desde una infancia como lustrabotas, su descubrimiento en el fútbol con 17 años y hasta aquella vez que contra todo pronóstico alzó por tercera vez la copa mundial y, además, se consagró como el mejor futbolista de todos los tiempos, del Brasileirão, de la selección brasileña y del torneo de la FIFA.​


Foto: Actualmente, Pelé camina con ayuda de un andador tras ser operado de la columna y la cadera

Pero no todo fueron ovaciones en la vida del fundador del 'jogo bonito', también tuvo claroscuros, como las críticas que recibió por su posición imparcial frente a la dictadura brasileña, cuando él era considerado un ídolo en el que todos depositaban su esperanza, o también por su alocada vida sexual, que le dio hijos que fueron apareciendo a lo largo de los años.

Producido por Kevin Macdonald, ganador del Óscar por El último rey de Escocia, y dirigido por Ben Nicholas y David Tryhorn, Pelé apunta a conseguir otro éxito mundial.



Comentarios