Escucha esta nota aquí

Negro, ese es el nombre del perrito callejero, recientemente "contratado" por una terminal de buses en México. La historia se conoció a través de las redes sociales que han hecho eco de este insólito, pero tierno hecho. 

El can se ganó el cariño de las personas que trabajan en la terminal, que no dudaron en adoptarlo y hasta darle un espacio en la estación. 

Se sabe que el perrito llegó a la terminal de Acapulco hace unos 18 meses, y llamó la atención de varias personas que lo socorrieron con agua y comida. En cuestión de algunos días, la mayoría de los trabajadores ya se habían encariñado con el animalito. 

"Se convirtió en un acompañante fiel de todos los checadores, choferes, boleteros y auxiliares; hace unos días le otorgaron un gafete como colaborador de la terminal", se puede leer en una de las publicaciones realizadas sobre el tema en Facebook. 


En el gafete que le entregaron se puede leer: "Aplana calles y supervisor de ruta". Es más, los trabajadores comentan que "le encanta estar al pie del autobús cuando suben o bajan los pasajeros. Es un auténtico supervisor"



Comentarios