Escucha esta nota aquí

El escritor Erle Stanley Gardner creó en los años 30 del siglo pasado un personaje que protagonizó 80 de su novelas policíacas. Su éxito no tardó en hacerle saltar a los escenarios de 25 películas, varios programas radiofónicos y ficciones televisivas, entre las que destaca una mítica serie de televisión de nueve temporadas que la CBS emitió ya en los 60. El personaje en cuestión era Perry Mason, un abogado criminalista de Los Ángeles que siempre aceptaba defender a los acusados de los casos más complejos e inusuales y cuya inteligencia para resolverlos siempre sorprendía al público.

Ahora, HBO estrena la precuela de este personaje, cuando Perry Mason se ganaba la vida como investigador privado en Los Ángeles. Y lo hace con tremendo acierto. El primer capítulo se verá este domingo, en el horario estelar, a las 21:00. Y pretende generar audiencia, como lo hicieron antes ‘Juego de tronos’, ‘Westworld’ y I know this much is true’.


La serie está ambientada en 1931. Son los años de la Gran Depresión, de la llegada del cine sonoro y del auge de las congregaciones religiosas. 

Perry Mason tiene una vida personal que pocos envidiarían. Divorciado, privado de la compañía de su hijo, sin apenas dinero y atormentado por los recuerdos de la guerra, en el trabajo encuentra algo más que un refugio: halla el sentido de su vida. El caso de un bebé que fue secuestrado y asesinado de forma macabra hará que centre todos sus esfuerzos en encontrar a los culpables y, con suerte, alcanzar, al mismo tiempo, su propia redención.

Compuesta por ocho episodios, cuya duración gira en torno a la hora, Perry Mason’ es una serie oscura, explícita y sórdida -pero muy bella estéticamente-, con cierto aire melancólico y alejada del Mason al que Raymond Burr dio vida para la CBS. 

La nueva versión está protagonizada por Emmy Matthew Rhys (ganador del Emmy por The Americans’) y dirigida, en su mayoría, por Timothy Van Patten, importantísimo colaborador de muchos de los grandes títulos de HBO, como Boardwalk empire’, ‘Los Soprano’, The wire’, The pacific’ Juego de tronos’. 

De la serie se destacan su crudeza, la ausencia de blancos y negros a la hora de presentar a los personajes; la cuidada selección de sus encuadres y el constante juego de luces y sombras, que refuerza las miserias y virtudes propias de la ciudad que retrata la producción. Entre sus flaquezas, se podría citar la duración de sus episodios, que a veces resulta un tanto pesada.

El proyecto de retomar las aventuras del legendario abogado de defensa criminal partió de Robert Downey Jr. -que en un principio iba a protagonizar la serie- y de su mujer, Susan Downey. 

Ambos figuran como productores ejecutivos a través de la compañía Team Downey. Como curiosidad, también se barajó el nombre de Nic Pizzolatto para escribir la serie, aunque finalmente este declinó su participación para enfocarse en la tercera temporada de True detective’, también de HBO.

Además de Matthew Rhys, el elenco de la serie está formado por el veterano John Lithgow (El escándalo), Tatiana Maslany (Orphan Black’), Juliet Rylance (McMafia), Chris Chalk (Así nos ven’) y Shea Whigham (Homecoming’), entre otros, aunque son muchas las caras que le sonarán.

Perry Mason’ es una serie sórdida, de ese cine de gánsteres y policías corruptos que tantas alegrías ha dado a los espectadores y que reimagina sin complejos los orígenes de uno de los abogados más conocidos de la historia de la televisión. Una de las obras que no deben dejar de ver.