Escucha esta nota aquí

Ya había dicho que haría un programa en el que iba a contar los entretelones de sus concursos (Miss Venezuela) y del Miss Universo, en el que diría la verdad de algunos escándalos y desmentiría otros. Y así fue, Osmel Sousa, el famoso preparador de reinas de belleza cubano-venezolano suelta la lengua en Desde los ojos de Osmel que se emite por YouTube e Instagram.

"No sabía qué hacer en mi encierro por la cuarentena. Estaba en mi apartamento y me puse a mirar fotos viejas, a recordar lo que había pasado en mis concursos. De repente se me vino una idea a mi mente, hacer el programa que siempre quise hacer, en el que cuente todo sobre las misses", dijo Sousa.

Llamó a unos amigos para que le ayuden y de manera sencilla empezó a grabar sus programas. En cada episodio de Desde los ojos de Osmel los internautas marcan la pauta con las preguntas que la gente le hace y que le envían.

Las producciones, que duran entre 50 y 60 minutos, siguen una secuencia cronológica. El primero de ellos abarca los años 1965 a 1970, el segundo 1971 y 1972, el tercero de 1973 a 1976, luego 1977 y 1978, uno solo le dedica a 1979 (cuando Venezuela gana su primer concurso de Miss Universo), luego de 1980 a 1982, 1983 a 1985, 1986 y 1987 y el capítulo más reciente hace referencia a lo sucedido entre 1988 y 1990.



En total, son nueve programas los producidos y seguirá presentando más en el transcurso de los siguientes días. Todos se emiten por YouTube e Instagram.

Picante, picante...

Osmel Sousa lo prometió y lo cumple. Cuenta en sus programas cómo conoció a las misses más famosas, como Maritza Sayalero, Irene Saez, Bárbara Palacios, entre otras. Cómo las preparó para que ganen, quiénes eran gorditas y malas en la pasarela, las que se hicieron enemigas, las que engañaban cuando hacían dietas, de quién se prestaba ropa para las concursantes, cómo era el proceso de elaboración de los vestidos de gala, hasta quién fumaba marihuana en un concurso.

Dijo que no le importa si las exmisses se enojan con él, total iba a decir la verdad. Y ya una le reclamó por qué divulgaba sus intimidades.



También cuenta cómo es el ambiente de competencia en Miss Universo, y los mil y un trucos que tienen que hacer para que su candidata luzca más bella y se destaque. Narra cómo fue el momento en que sus pupilas se llevan la corona de Miss Universo y Miss Mundo. 

Su fuerte, las relaciones sociales

Osmel Sousa confiesa que no es rico, pero que vive muy bien y que no le falta nada. Su programa lo graba en su apartamento en Caracas, Venezuela. Dice que muchos de sus logros y de la buena vida que lleva es gracias a las relaciones sociales que tiene.

Contó que una vez fue en un avión privado a cenar a París y en la misma noche regresó a la capital venezolana, invitado por unos amigos. En Londres ha paseado en lujosos autos que solo usa la realeza. Se ha alojado en los mejores hoteles del mundo y que varias veces, viajando, le ha dado la vuelta al globo terráqueo.

Explica que muchos de sus éxitos con las misses, además de la belleza y su preparación, han sido por sus contactos. Pues afirma que en la vida son importante las influencias sociales, de las que él es un maestro. Desde que está en el ambiente de los certámenes de belleza ha estado cercano al poder. Ha tenido relaciones sociales con todos los gobiernos que pasaron por Venezuela sin tener preferencia por ninguno, explica.



Los capítulos de Desde los ojos de Osmel seguirán produciéndose y emitiéndose por sus redes sociales. Faltan episodios picantes como la mala relación que tiene con María Conchita Alonso, el triunfo de Alicia Machado y sus escándalos, su salida de la Organización Miss Venezuela y la acusación que le hicieron de prostituir a algunas candidatas, su enemistad con Mignelis Castellanos, su rivalidad con Lupita Jones y otros asuntos que solo él sabe.

Su vida

Osmel Ricardo Sousa Manilla nació hace 73 años en Rodas, Cuba. A sus 13 años se fue a vivir a Venezuela, donde se quedó para siempre y adquirió su nacionalidad. Trabajó como dibujante en una agencia de publicidad y de allí empezó a preparar misses, con tanto éxito, pues sus pupilas ganaban los concursos, que en 1981 lo invitaron a presidir la Organización Miss Venezuela.

El Zar de la belleza, como se lo conoce popularmente, consiguió que en su administración, Venezuela gane siete coronas de Miss Universo, cinco de Miss Mundo y ocho de Miss Internacional. Muchas clasificaciones a la final de los concursos y más de 100 títulos menores.

Sousa alcanzó marcas que nadie consiguió, como que una venezolana corone a otra venezolana en Miss Universo, en 2008. También es la única persona que consigue que de un mismo concurso salga una Miss Universo y una Miss Mundo, logro alcanzado en 1981 y 1995.



En febrero de 2018, después de casi 40 años, anunció su retiro de la presidencia de Miss Venezuela para producir su propio evento llamado El Concurso by Osmel Sousa. Actualmente está a cargo de los certámenes Miss Argentina y Miss Uruguay para Miss Universo.