Escucha esta nota aquí

El tema del Carnaval está en la mesa de discusión de muchas personas, de los que creen que se debe suspender por la emergencia sanitaria y de quienes opinan que se puede realizar de manera virtual y sin riesgo de contagio. También surgió la propuesta de que se postergue, que se lleve a cabo en otra época de año cuando las infecciones del coronavirus hayan bajado. 

En este asunto de la postergación de la fiesta grande de los cruceños surge la aclaración sobre qué es el Carnaval, que aunque muchos lo celebran y se declaran grandes carnavaleros, también hay quienes no saben qué significa ni cual es su origen, y porqué se festeja en esa fecha.

El Carnaval es una fiesta anual, que dura tres días y sus orígenes están en la Roma Imperial, al menos 500 años antes de Cristo, en honor del dios Baco del vino, en las que había excesos y mucha permisividad. Con la llegada del cristianismo se le cambia el sentido y se establece que se lleve a cabo 40 días días antes de la Semana Santa.



El calendario gregoriano, que fue implementado por el papa Gregorio XIII en 1582 lo incorpora entre sus festividades y le pone fecha de celebración, por lo que se convierte en una fiesta movible, a veces se realiza en febrero, otras en marzo, según las fechas de la Cuaresma y de la Semana Santa, de las que depende.

Al día siguiente de terminado el Carnaval se inicia la Cuaresma, y se lo hace con los ritos religiosos de Miércoles de Ceniza, en los que la gente se arrepiente de los excesos a los que haya podido llegar. Pasan 40 días y empieza la Semana Santa con el Domingo de Ramos y concluye con la Pascua de Resurrección, explica la revista Selecciones.

A América, el Carnaval llegó con la conquista española. Cada región tiene sus propias características fruto del mestizaje que sufrió, pues a las costumbres católicas y europeas se le añadió las tradiciones de los pueblos originarios.



El historiador cruceño Nino Gandarilla dice que no se puede cambiar la fecha de realización del Carnaval, porque pasaría a ser otra celebración y no esta que en Santa Cruz se llama popularmente fiesta grande.

Manifiesta que se puede buscar otras formas de festejar, de difundir sus expresiones culturales, ya sean virtuales o semipresenciales, pero no llevarlo a otra fecha. Dice que "ante la importancia patrimonial que tiene, hay que adaptarlo a la situación, rescatando al máximo sus aspectos culturales y acompañando las recomendaciones de las autoridades de salud".

Gandarilla cuenta que el Carnaval cruceño, que lo trajo Ñuflo de Chávez cuando fundó Santa Cruz de la Sierra en 1561, está por celebrar su 459 aniversario. Que ha cambiado mucho, como sucede con todos los movimientos sociales, que es mestizo, forma parte de la cultura popular colectiva e individual.



Dice que "desde el punto de vista sociológico Bolivia necesita apelar a sus carnavales para equilibrar las emociones colectivas, después de tantos meses de confinamiento. Pero debe hacerlo de manera organizada y con las herramientas que la tecnología brinda en la actualidad".

El Carnaval es feriado nacional, habrá suspensión de actividades laborales de la forma que sea que se lo festeje. En 2021 será el domingo 14, lunes 15 y martes 16 de febrero. En Bolivia los mayores festejos se llevan a cabo en Oruro y en Santa Cruz, el primero fue declarado por la Unesco Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, mientras que el segundo es Patrimonio Cultural de Bolivia.

Comentarios