Escucha esta nota aquí

Lukashenko, gobernante de Bielorrusia, ha "desnudado" literalmente a su pueblo por una confusión de palabras durante un discurso y los ciudadanos se lo han tomado "al pie de la letra".

En uno de sus últimos mitines, hablando del desarrollo de la tecnología nacional, el mandatario quiso decir "desarrollarse y trabajar hasta sudar". Sin embargo, por culpa de un desafortunado desliz de palabras se equivocó y dijo "desnudarse y trabajar hasta sudar", señala el portal El Confidencial.

El error fue tomado con humor por los bielorrusos que han hecho caso a la "orden" de su presidente, se han quitado la ropa en la oficina y han llenado las redes sociales con esas fotos.