Escucha esta nota aquí

El artista estadounidense Spencer Elden, quien ilustró la portada del icónico disco Nevermind de Nirvana cuando era un bebé, sintió, 30 años después, que la banda cometió pornografía infantil al mostrarlo desnudo flotando en una piscina.

En agosto de 2021, un mes antes de que el Nevermind cumpla 30 años de su lanzamiento, Elden emprendió una acción legal contra la banda del difunto Kurt Cobain, que también figura entre los demandados.

"Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer", argumentaba parte de la demanda que exigía una indemnización por "los daños que ha sufrido y seguirá sufriendo de por vida" el ya adulto Elden.

En respuesta, los representantes de los músicos pidieron que se desestime la demanda por no tener fundamento y, hace unos días, medios estadounidenses reportaron que el juez Fernando Olguín, de California, les dio la razón.

Y es que quizás lo que jugó en contra de Elden es que antes de asegurarse afectado recreó varias veces la histórica fotografía, obviamente, con la censura del caso.

Habrá que esperar para saber si se quedará satisfecho con el fallo o insistirá con sus denuncias.

Comentarios