Escucha esta nota aquí

El mundo todavía se encuentra en emergencia sanitaria. Mientras algunos países enfrentan un rebrote del coronavirus, otros están aparente desescalada, aunque bajo la amenaza de la reactivación del mal, y regresan lentamente a la normalidad.

Ante esto y, especialmente por ser fin de año, las reuniones sociales crecen en invitados y horas, generando altas posibilidades de contagios. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) sugieren no realizar grandes fiestas para Navidad, Año Nuevo o cualquier otra ocasión y optar por cenas donde únicamente estén presentes los miembros del hogar.

Para que las personas tomen conciencia del riesgo de contagio que conlleva cualquier evento social, expertos de los CDC elaboraron una lista de situaciones que aumentan el peligro y de recomendaciones para evitarlas.  

1. El riesgo de contagio de Covid-19 aumenta cuando se invita a la fiesta a personas que no viven en el hogar, porque no se conocen sus hábitos ni cuidados durante la pandemia.

2. No organizar ni asistir a un evento si tú o alguien de tu hogar han sido diagnosticados con Covid-19 y no están seguros de si ya les pasó la infección.

3. Tampoco recomiendan realizar fiestas si tú, alguien de tu familia o invitados tienen síntomas de Covid-19 o están esperando los resultados de una prueba viral.

4. No realices una fiesta si pudiste haber estado expuesto a alguien con Covid-19 en los últimos 14 días. Al hacerla, aumentarás el riesgo de contagio.

5. No organices ni asistas a reuniones con nadie que tenga Covid-19 o que haya estado expuesto a este en los últimos 14 días.

6. También, específicamente los adultos mayores o personas con afecciones médicas, no deben asistir a fiestas o reuniones, pues son más propensos a desarrollar síntomas graves si enferman.

* Si, a pesar de estas sugerencias, convocarás o irás a una reunión, estas ideas te guiarán para cuidar de ti y del resto de los invitados.

1. Según el estado actual de la pandemia en el lugar donde vives, considera si es seguro celebrar o asistir a la reunión.

2. Limita el número de asistentes tanto como sea posible para permitir el distanciamiento social de 1.5 metros entre cada persona.

3. Los anfitriones deben evitar el contacto directo, incluidos los apretones de manos y los abrazos, con otras personas que no sean de su hogar.

4. Es mejor realizar reuniones al aire libre que en el interior. Aún al aire libre, se debe alentar a los invitados a usar barbijos cuando no coman ni beban.

5. Las carpas cerradas de 4 paredes tienen menos circulación de aire que las carpas abiertas. Si la temperatura exterior o el clima te obligan a colocar las paredes laterales de la carpa, considera dejar uno o más lados abiertos.

6. Evitar que los invitados canten o griten, especialmente en interiores.

7. Hacer la recomendación de que los invitados se laven las manos a menudo con agua y jabón.

8. Evita el contacto con superficies que se tocan comúnmente o con elementos compartidos, como utensilios para servir.

9. Planifica con anticipación y pide a los invitados que eviten el contacto con personas fuera de sus hogares durante 14 días antes de la reunión.