Escucha esta nota aquí

Durante aproximadamente 10 horas, rescatistas de la ciudad de Roşiorii de Vede, en Rumania, estuvieron trabajando para rescatar a un niño de 2 años que cayó accidentalmente a un pozo de 16 metros de profundidad.

A través de todo un sistema de poleas, pudo ser rescatado el pequeño, que tenía el agua hasta su cintura en el fondo del pozo, según informó el portal Cooperativa.

Los hechos ocurrieron hace más de un mes. Sin embargo, el video que muestra explícitamente todo el proceso, ha sido compartido en las redes sociales cientos de veces y le sigue dando la vuelta al mundo.

Teniendo en cuenta que el conducto del pozo era demasiado angosto, entre 30 a 35 centímetros de diámetro, fue necesario que otro niño, que tuviera el tamaño necesario, entrara al conducto y con ayuda de las poleas sacara al niño.

Finalmente, el pequeño fue rescatado y el primero que lo tomó en sus brazos fue su padre, quien lo llevó de inmediato a que le prestaran la atención médica necesaria.

Si quieres saber más detalles mira el video.

 

Comentarios