Escucha esta nota aquí

El Gobierno ruso aprobó prolongar hasta 2024 la explotación de la Estación Espacial Internacional (EEI), anunció este jueves Ígor Komarov, director de la agencia espacial rusa, Roscosmos.

"El Gobierno ha aprobado la propuesta conjunta", dijo Komarov a la prensa en el cosmódromo kazajo de Baikonur tras el lanzamiento de una nave Soyuz tripulada con rumbo a la EEI.

Komarov se refería a que los principales países que participan en la plataforma orbital -Rusia, Estados Unidos y la Agencia Espacial Europea- se han puesto de acuerdo para ampliar su funcionamiento cuatro años más del plazo previsto con anterioridad, 2020.

El director de Roscosmos destacó que las tensiones políticas entre Rusia y los países occidentales debido a la crisis de Ucrania no han repercutido en la cooperación espacial.

Tanto Rusia, como EEUU o China, que no participa en la EEI, tienen planes de construir en un futuro sus propias plataformas orbitales.
La exploración de la Luna y Marte, y los viajes interplanetarios se han convertido en los principales objetivos de las grandes potencias espaciales con vistas a las próximas décadas.

La EEI, un proyecto de más de 100.000 millones de dólares en el cual participan 16 países, se desplaza a unos 27.000 kilómetros por hora a casi 385 kilómetros de la Tierra.

La construcción de la plataforma arrancó el 20 de noviembre de 1998 con el lanzamiento del módulo ruso Zaryá (Aurora), al que siguió el estadounidense Unity.

La plataforma, que está integrada por 11 módulos, además de placas solares y otros equipos robóticos, ha tenido residentes de manera permanente desde el año 2000.