Escucha esta nota aquí

La actividad del ser humano provoca que muchas especies se extingan y otras aparezcan y evolucionen rápidamente, según un estudio publicado este miércoles por la revista Proceedings of Royal Society B.

La investigación explica que ciertos mecanismos como la introducción accidental, domesticación de animales y cultivos; así como, la selección no natural debida a la caza, o la aparición de nuevos ecosistemas tales como el medio ambiente urbano; contribuyen a la extinción de especies y rigen su evolución, detalla la agencia de noticias Prensa Latina.

Los expertos señalan que los animales que desaparecen no pueden ser reemplazados por aquellos de reciente evolución, por lo que urge conservar las especies. "Obtener "artificialmente" nuevas especies a través de las actividades humanas no compensa las pérdidas de animales naturales", señaló el autor principal de la investigación, Joseph Bull.

El mosquito del metro


Uno de los ejemplos sobre cómo las actividades humanas alteran los procesos evolutivos es la adaptación del mosquito común al medio ambiente del sistema de metro en Londres (Inglaterra) y estableció una población subterránea. Desde entonces es conocido como el "mosquito del metro de Londres", que no puede mezclarse con sus contrapartes en superficie y se piensa que es una nueva especie, indicó Bull.

Otros datos


Desde la última edad de hielo, hace 11 mil 500 años, se estima que 255 mamíferos y 523 especies de aves se extinguieron, debido a la actividad humana y en ese mismo periodo de tiempo, casi 900 especies fueron reubicadas; y más de 470 animales y 270 especies de plantas fueron domesticados, apunta Prensa Latina.