Escucha esta nota aquí

El locro es uno de los platos más representativos de la cocina del oriente boliviano. Es la comida que se servían los integrantes de las caravanas que se trasladaban en carretones de un pueblo a otro en las extensas llanuras de  los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando, desde el siglo XVII hasta mediados del siglo pasado.

Las travesías eran largas y penosas, cruzaban selvas, pampas, ríos y curichis. Y cuando llegaba la hora de alimentarse, las mujeres alistaban sus ollas, el charque, el arroz, el plátano y la yuca y preparaban la comida. Los hombres traían el agua y la leña para cocinar, y así nació el locro carretero, que saciaba el hambre y calentaba el cuerpo en épocas de surazos.

Con el paso del tiempo y la integración de Santa Cruz al interior del país llegaron algunos ingredientes más, que se le agregaron a la olla del locro, sobre todo en los pueblos y en la ciudad capital. La papa y la cebolla se mezclaron para agregarle sabor, lo mismo que la gallina; el urucú para darle color y algo de aceite.

El locro, además de rico es muy saludable. Es recomendado para quienes están delicados de salud por sus ingredientes sencillos y nutritivos, como la carne de gallina, el arroz y la papa. También brinda calor al cuerpo en tiempos fríos.

Daniel Arandia, especialista en comidas típicas bolivianas, comparte su receta de locro de gallina y carretero, que son muy fáciles de preparar.

Ingredientes para el locro de gallina

* Una gallina entera y limpia (mejor si es criolla)

* Un kilo de arroz corriente

* 4 papas peladas

* 1 cebolla

* 2 plátanos verdes pelados

* Urucú, pelado o solo su aceite

* Sal y orégano al gusto

* Una yuca para acompañar al locro

Preparación

En una olla mediana se coloca agua, llenando solo las tres cuartas partes. Se corta la cebolla en pedazos bien pequeños, la gallina en presas individuales y se las coloca a hervir durante 40 o 50 minutos. Después se agrega el arroz, el plátano picado, las papas en pedazos grandes y el urucú que le dará un color rojizo.

Cuando la papa esté blanda significa que el locro está listo. Luego de apagar el fuego se le puede incorporar dos huevos enteros y se sirve caliente en platos hondos. Se acompaña con yuca hervida.

Daniel Arandia explica que el locro carretero tiene una preparación similar. Solo que en vez de gallina se utiliza charque (carne deshidratada), o carne de res fresca  y tiras de costillar. No lleva papa ni orégano, pero sí arroz y plátano verde.