Escucha esta nota aquí

Cuando el día está fresquito y llueve en la ciudad, nada mejor que servirse un rico plato con ingredientes que también traigan calor al cuerpo. Hoy, el chef boliviano Ricardo Cortez sugiere un lujo de comida, costillas de cerdo con salsa de maracuyá, acompañadas con papas y un mix de lechugas con vinagreta de pomelo.

Solo de nombrar el plato se 'hace agua la boca', se trata de una oferta culinaria muy sabrosa, que además es de sencilla preparación.

Ingredientes

* 1 kilo de costillas de cerdo

* media taza de sal

* 2 cucharas de pimienta

* 1 taza de hielo

* media taza de pulpa de maracuyá

* media taza de azúcar

* 3 cucharas de mantequilla

* medio vaso de singani o vino blanco

* 6 papas holandesas

* 150 gramos de tocino

* 1 puñado de perejil

* 2 cucharas de pimienta

* aceite de oliva

* tomates cherry

* miel de abeja

* un pomelo

* orégano

Preparación

Preparar una salmuera con un litro de agua, media taza de sal, dos cucharas de pimienta y una taza de hielo. A las costillas hacerle agujeritos en la piel y poner en la salmuera. Reservar una noche antes de la preparación.

Al día siguiente, colocar las costillas en una bandeja de horno con un poco de fondo, tapar con papel estañado y cocinar a fuego medio por dos horas.

Aparte, en una sartén calentar el aceite, luego colocar las costillas ya porcionadas y el tocino. Bañar con la salsa de maracuyá.

Mientras las costillas se cocinaban en el horno, en una olla pequeña poner dos cucharas de mantequilla, media taza de azúcar, media taza de pulpa de maracuyá, medio vaso de singani o vino blanco y media cuchara de sal. Cocinar la salsa hasta que quede espesa.

En otra olla poner a hervir agua y colocar las papas durante ocho minutos, hasta que estén blanditas. Retirar del fuego y reservar.

Calentar el aceite y freír las papas hasta que queden doradas, previamente escurridas para que no tengan agua. Dorar el tocino, luego agregar las papas y el perejil finamente picado. Poner sal al gusto y reservar en el horno.

Al mix de lechugas, que es una ensalada, se le pone tomate cherry, media taza de zumo de pomelo, cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos cucharas de miel de abeja, sal al gusto, una pizca de pimienta y orégano, revolver cuidadosamente y agregar pedacitos de pomelo.

Ya están preparados todos los ingredientes. Las costillas con su salsa de maracuyá se sirve bien caliente en un plato, a un ladito se ponen las papas picadas y en un plato mediano aparte, el mix de lechugas. Y buen provecho, la comida está lista para ser degustada.