Escucha esta nota aquí

Cuando de belleza se trata podés encontrar infinitos consejos pululando en sitios de internet. Tenés que ser consciente de que se encuentren allí no significa que sean efectivos y aptos para tu piel y cabello. Algunos pueden ser nocivos para la salud por que incluyen productos que no están hechos especialmente para el cuerpo.

A continuación, los consejos de belleza que encontrarás en algunas páginas, pero que nunca debés usar y los ha descrito el portal imujer.com. Tomá nota.

* Arreglá las manchas del autobronceante con limpiador de muebles. Como regla principal, debés tener en cuenta que no es una buena idea usar un producto de limpieza del hogar para tu piel. Estos productos están diseñados para quitar manchas de superficies de madera o de plástico, por lo que contienen químicos que pueden provocar una reacción alérgica en tu piel y dañarla.

* Blanqueá tus dientes con limpiador de telas. Por si no te quedó claro, tampoco metás en tu boca nada que no esté hecho para eso. Estos limpiadores podrán tener gran acción para remover manchas pero sin lugar a dudas no están hechos para el uso oral. Si buscás obtener una dentadura más blanca que nunca, te sugiero que busqués productos cuya función sea esa; de seguro la blanquearán más que un producto de limpieza y no saldrás intoxicada en el intento.

* Hacé un bronceador con café. Si bien este no es peligroso, ahorrate la pérdida de tiempo eso nunca va a funcionar. Estamos de acuerdo que es preferible buscar un bronceado artificial antes que exponerse a los dañinos rayos UV, pero difícilmente el café logre el efecto que deseás. Manchará tu rostro, pero no parecerá un bronceado. Existen muchas cremas que podés usar para eso.

* Mantequilla de maní como crema depilatoria. No te molestés en desperdiciar un tarro de mantequilla de maní para depilarte porque no funcionará. Además de dejar un pegote poco agradable en tu piel y en tu baño, será muy frustrante cuando veás que hasta la pasta de dientes hubiera sido mejor para esa tarea (ni se te ocurra). Si no tenés más crema depilatoria usá jabón o acondicionador y obtendrás un efecto similar.

* Eliminá las manchas de la piel con limón. Si bien los cítricos pueden aclarar el cabello y a veces las manchas en la piel, su empleo para estos propósitos es un poco peligroso y puede tener consecuencias graves. Hay una condición denominada fitofotodermatitis que ocurre cuando luego de aplicar sustancias cítricas en tu piel, tomás contacto con el sol. Esto puede producir una reacción alérgica e inflamación.

* Utilizá azúcar derretida para remover el vello facial. Esto además de ser poco efectivo puede ser muy peligroso. Si esta especie de gel que se produce está muy caliente, podés tener quemaduras de hasta tercer grado. Por si fuera poco, debés tener en cuenta que la piel de tu rostro es muy fina y delicada. Lo más recomendable para cuidar tu rostro y combatir el vello facial es usar pinzas.

* Lápices de colores para delinear tus ojos. Es entendible que en un intento desesperado por obtener un delineado colorido se te pase por la cabeza recurrir a la caja de colores de tu hermano. Pero esto puede ser peor de lo que creés, ya que los ojos son muy delicados y si aplicás productos que no están especialmente diseñados para esa zona podés sufrir irritación o infección y hasta consecuencias más graves como la ceguera.

* Hacé tu propia máscara (rimel) con galletas. Sí, aunque te cueste creerlo, este truco se viralizó luego de que una blogger de belleza lo recomendara a sus fans. Además de que suena casi imposible de hacer, es muy peligroso. Ni siquiera lo intentés, ya que las partículas en las galletas pueden dañar la córnea. Si bien podés comerlas, no significa que el ojo necesite alimentarse de ellas también.

* Alisado con azúcar rubia. Desconocés la razón por la cual este truco comenzó a circular, pero no hay ninguna explicación de por qué el azúcar rubia podría ayudarte a obtener un cabello más lacio. No te molestés en probar esto, porque que lo único que conseguirás es que tu cabello esté más pegajoso y azucarado que nunca.

Es muy importante la desmitificación de estos trucos, ya que no solo representan una pérdida de tiempo y dinero, sino que también pueden tener graves efectos en tu salud. Es una muy buena idea usar productos naturales para verse mejor, pero todo tiene un límite.